Expectativas por la reforma en los subsidios para el transporte

Las empresas que prestan los servicios del transporte urbano de pasajeros aguardan definiciones del Gobierno nacional ante el anuncio de inminentes transformaciones en el sistema de otorgamiento de los subsidios.
“Las últimas informaciones que tenemos es que los subsidios se van a congelar hacia adelante. No va a haber nuevas partidas para cubrir mayores costos”, indicó Daniel Albanese, presidente de la Cámara de Transporte de Tandil.
Al mismo tiempo, el dirigente expresó que la Secretaría de Transporte de la Nación “está trabajando en una nueva distribución de subsidios que va a tomar en cuenta algunos otros parámetros que antes no se tomaban, como el parque automotor, la cantidad de empleados, el consumo de combustible”.
Ante estas novedades, Albanese explicó que “estamos a la expectativa para ver cómo queda Tandil en esta distribución, cuál es la realidad para nosotros”.

Mejor calidad que en la región
 
En cuanto al impacto que pueden generar estas nuevas disposiciones en los colectivos urbanos, el empresario expresó que “esperemos que afecten de una manera positiva, porque lo que nosotros siempre planteamos es que Tandil tiene una diferencia muy sustancial en lo que es la calidad de transporte en la región”.
Albanese agregó que en esta ciudad “es muy superior el transporte tanto en parque automotor como en cantidad de unidades como en cantidad de gente empleada”, en comparación con localidades como Necochea, Olavarría, Azul, Balcarce, Bahía Blanca o Pergamino.
Para el dirigente transportista, las características del servicio de Tandil “no se ven reflejadas en el subsidio. Ojalá que en esta nueva distribución pueda aparecer un poco más reflejado”.
 
Sistema SUBE
 
Hace unos meses surgió la posibilidad de que se implementara en esta ciudad la tarjeta SUBE, que en Capital Federal se convirtió en la herramienta para otorgar los subsidios al transporte a partir de la realidad de los pasajeros.
Incluso, el Concejo Deliberante aprobó una minuta de comunicación para pedirle al Gobierno nacional que ponga en práctica el mismo recurso en esta ciudad.
En este sentido, Albanese manifestó que “hasta donde nosotros sabemos, el programa SUBE 2.0, que iría al interior, hace un corte en 10 millones de pasajeros por año. Tandil está en 9 millones de pasajeros al año, está al límite”.
Explicó que la Secretaría de Transporte determinó que “por debajo de 10 millones de pasajeros lo consideran inviable por los costos que tiene implementar el sistema. Así que estamos en un límite, en una frontera, donde veremos si entramos o no, pero por supuesto que primero va a llegar a las grandes ciudades como Rosario, Mar del Plata, Córdoba. Veremos si llega a Tandil”.
El empresario del transporte consideró que “no está mal subsidiar la demanda y no la oferta. Lo que pasa es que los costos del sistema SUBE son muy altos, entonces tiene que haber una relación costo beneficio que evalúa la secretaría, no nosotros. Ese límite de 10 millones de pasajeros al año lo puso la secretaría. Así que veremos, con el correr del tiempo a lo mejor podremos implementarlo en Tandil”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario