Falleció el tercer trabajador por el accidente de Metalúrgica

Juan Cruz Andrade, de 34 años, se suma a la muerte de sus compañeros Luciano Vargas y Lucas Serén quienes lucharon por su vida en el servicio de terapia intensiva del Hospital Ramón Santamarina.

El peor final se conoció ayer con la muerte de los tres trabajadores, luego del accidente que sufrieron el pasado jueves en Metalúrgica Tandil (MT). El primero fue Luciano Vargas, de 31 años, el viernes en horas del mediodía, quien falleció luego de estar un día internado en el servicio de cuidados intensivos. El segundo, Lucas Serén, de 27 años, en la mañana del sábado. Por último, ayer alrededor de las 19, Juan Cruz Andrade, tras permanecer por tres días en el servicio de terapia en el nosocomio local y con pronóstico reservado.

La triste noticia se sumó tanto para la comunidad de Tandil como para las familias y los compañeros de los tres jóvenes, quienes entienden este accidente como una desgracia que trajo aparejado mucho sufrimiento.

 

El hecho

 

Como se vino informando, este Diario pudo conocer el expediente y, de acuerdo a los dichos del principal testigo (el operario que por casualidad estaba apartado de la escena y que pudo socorrer a sus compañeros), éste se encontraba retirado de la escena porque había ido a confeccionar una herramienta tendiente a limpiar precisamente la boca del horno que por un desperfecto mecánico –se presume- terminó detonando.

A ciencia cierta se aclaró que no se trató de una explosión, sino se la graficó como la erupción de un volcán. Se trató de una erupción cuya afectación acaparó casi los 15 metros de diámetro como mínimo. Así fue que este operario fue quien llamó a las autoridades policiales y médicas para socorrer a sus compañeros que habían sido atrapados por la explosión.

Minutos después del hecho, los tres jóvenes fueron trasladados al nosocomio local quienes ingresaron con un diagnóstico de grandes quemaduras. Todos estaban alojados en el servicio de terapia intensiva, con sedación farmacológica, bajo asistencia mecánica ventilatoria, en estado crítico y con pronóstico reservado.

 

La investigación

 

El viernes, día después del accidente, se llevaron adelante tareas de peritaje por lo que arribaron a la fábrica los abogados de la empresa, Jorge Dames y Guillermo Dupleix.

En una primera instancia, sobre la investigación penal, se pudo conocer que ante el estado en que se encontraba la escena del hecho y por la temperatura de los hornos, era muy factible que recién esta semana se realizara un peritaje más exhaustivo y con especialistas en la materia para aportar a la pesquisa y esclarecer las causales del accidente. Sin embargo, ese mismo día, junto al fiscal Morey se presentó el ingeniero Piazza, perito azuleño quien si bien realizó una primera observación se aguardará unos días para realizar un estudio más acabado.

Por otra parte, el mismo viernes, personal de la Seccional Segunda bajo la dirección de Jorge López, se cumplió una orden emanada del Juzgado de Garantía, donde se les encomendó el allanamiento de las oficinas de Metalúrgica Tandil y el secuestro de toda la documentación que tenga relación con el mantenimiento del sector de hornos.

En un primer momento, la causa estaba caratulada como “Accidente de trabajo”; sin embargo, tras la muerte del primero de los operarios, pasó a ser “Muerte por accidente”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario