Falleció Piero Montaruli, en un evento en el CCU

El reconocido artista Piero Montaruli (69) falleció en la jornada de ayer en medio de la tertulia para adultos mayores que la Unicén estaba desarrollando en el gimnasio del Centro Cultural Universitario, ubicado en calle Yrigoyen 662.
Montaruli acudió a disfrutar de un cálido momento rodeado de amigos, como tantas otras veces lo hizo. La generación de estos espacios para adultos mayores fue creciendo en el último tiempo y son una buena ocasión para el esparcimiento. En eso estaba Piero, buscando distraerse durante la tarde de ayer, cuando se descompensó.
Según testimonios recabados en el Centro Cultural, Montaruli se encontraba sentado junto a otras personas disfrutando del espectáculo que incluía la presentación en vivo de Silvia Taraborelli, quien ya había actuado, y la del grupo “Los Tapitas” quienes iban a cantar en el final.
El encuentro, que comenzó a las 17 y contaba con una gran afluencia de espectadores, se vio alterado cuando Piero Montaruli sufrió una descompensación. Inmediatamente los organizadores llamaron al servicio médico, siendo una unidad sanitaria del Hospital Ramón Santamarina la que acudió al lugar.
Montaruli recibió los primeros auxilios dentro del gimnasio y fue trasladado de inmediato al nosocomio local, donde instantes después falleció. Al cierre de esta edición sus restos eran velados en Alessi y Manna, para luego ser trasladados a Dolores para su cremación.

Amplia trayectoria

Al llegar El Eco de Tandil al Centro Cultural la fiesta fue suspendida, en acertada decisión por parte de los organizadores porque no siempre el show debe continuar. Montaruli era alguien querido y reconocido por su don de bien en la ciudad y tras lo sucedido, nadie tenía ánimo de nada.
Piero Montaruli contaba con una amplia trayectoria en la ciudad, desarrollando muchas actividades culturales, especialmente en el teatro donde participó de varias obras. También se destacó y amó “La canzzoneta italiana” que solía interpretar magníficamente.
Nacido en Ruvo di Puglua, Italia, llegó con su familia a Tandil, ciudad que adoptó como la suya y en donde vio nacer a su única hija Gladys Montaruli. Formado académicamente en la Facultad de Arte, expresaba con orgullo “tener incorporada la universidad de la calle”, la que le dio experiencia e innumerables amigos.
También formó parte del equipo de radio que en LU 22 difundió “Descubriendo Italia”, aportando sus conocimientos de la patria que lo vio nacer.
Al querido Piero se lo podía observar a bordo de su infaltable bicicleta o en su Fiat 600, o con varios amigos charlando sentado en los bancos ubicados en la plazoleta de calle Rodríguez casi San Martín.
Fanático de Boca Juniors, no faltaba ocasión, risas mediante, para cruzar cargadas con algunas de las tantas personas que a diario se lo cruzaban por las calles de Tandil.
Como parte de su impronta y de esas ganas de participar y sentirse activo, ayer estuvo presente en el acto por el Día de la Bandera, portando la insignia de su país natal. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario