Familiares de la menor presuntamente abusada marcharon para pedir justicia

La destemplada tarde de ayer reunió a un grupo de familiares y amigos de la menor presuntamente abusada, que enrolado detrás de un pedido de justicia marchó por las calles de la ciudad acompañado por una importante cantidad de personas, entre dirigentes políticos, sociales, sindicales y de diversas organizaciones de la ciudad.

A la espera de la evolución de la joven, actualmente internada en Mar del Plata (ver aparte), cuyo relato será fundamental para dilucidar el suceso, sus parientes más cercanos alzaron su voz para reclamar avances en la causa que investiga el episodio ocurrido este domingo a la madrugada con una movilización que convocó a dos centenares de vecinos.

El encuentro comenzó en cercanías a ambos hospitales y concluyó frente a la sede de Gobierno con dos nuevas convocatorias improvisadas por los familiares. La primera de ellas quedó programada para este lunes, a las 19, frente al centro asistencial pediátrico, que intentará replicar lo ocurrido ayer, y la segunda para este martes a partir de las 10, en la sede de fiscalía.

 

La marcha

 

A partir de las 16, los primeros asistentes comenzaron a acercarse al punto de encuentro, en Uriburu y Alem, en las inmediaciones de los hospitales “Ramón Santamarina” y “Dr. Debilio Blanco Villegas”.

En la esquina, los tíos, primos y amigos de la jovencita se unieron bajo una misma consigna. Y allí aguardaron por las adhesiones de distintos referentes políticos y sociales de la ciudad, entre representantes de organizaciones y también vinculadas a la temática de la mujer.

En determinado momento irrumpió en escena un grupo de diez mujeres con bombos y redoblantes, liderado por Griselda Altamirano y Jorge Lezica, dirigentes del movimiento 1 de Octubre, que acompañó la actividad.

En tanto, la previa se desarrolló bajo la atenta mirada de efectivos policiales que se apostaron en el lugar para garantizar el normal desarrollo de la movilización.

Finalmente, a las 16.23, en un coordinado arranque acompañado por el sonido de los bombos y de las palmas, la columna comenzó a avanzar por Alem, en dirección a la avenida España.

Sus amigas y primas se ubicaron en primera fila y encabezaron la marcha durante todo el trayecto, detrás de carteles que mostraron el reclamo por justicia, el pedido por “basta de silencio” y de “corrupción”, y el apoyo por la recuperación de la menor.

A poco de comenzar realizaron la primera parada frente al Hospital de Niños, donde la joven estuvo internada luego del episodio que protagonizó en la madrugada del domingo, tras participar de un cumpleaños en una quinta en la zona de La Blanqueada.

Escoltados por un móvil de la comisaría Primera, los manifestantes caminaron a paso lento con dirección a la calle Rodríguez hasta que llegaron a las puertas del Municipio.

El trayecto por las calles de la ciudad fue supervisado por personal policial, que cortó la circulación vehicular en las inmediaciones para evitar inconvenientes con el tránsito a su paso.

 

“Queremos justicia”

 

Llegado al punto final del recorrido, aproximadamente a las 17.15, los familiares se apostaron en las escalinatas de acceso al palacio comunal para comunicar su mensaje ante las cerca de doscientas personas que respondieron a la convocatoria.

“Gracias por estar”, fueron las primeras palabras que expresó Guillermo Ciano, tío de la menor, que resumió el sentimiento de la familia al contar que “nos sentíamos defraudados, pero damos las gracias por los que están presentes”.

Y transmitió el reclamo: “Queremos justicia” y extendió el pedido para aquellas causas que “están ocultas”.

Con énfasis, y ante la atenta mirada de los presentes, instó a que “esto que no quede en la nada y siga para adelante”, y transmitió las acciones previstas para la semana entrante.

Así, el tío materno de la joven informó que el lunes harán otra marcha, a partir de las 19 desde el Hospital de Niños, “para que esto no quede acá” y extendió la invitación a quienes deseen participar.

Después, a sugerencia de un grupo de mujeres que acompañó el evento, surgió una segunda movilización en la sede de la Fiscalía, que quedó programada para este martes a las 10.

“Vamos a hacer una manifestación en la fiscalía para que saquen a los corruptos. No nos dieron respuesta y no nos explica cómo está la causa”, expresó con molestia otra tía de la menor, Marisa Ciano.

 

PERMANECE INTERNADA EN MAR DEL PLATA

 

La joven se encuentra estable y

podría pasar a terapia intermedia

 

La joven de 13 años continúa internada en el Hospital Materno Infantil “Don Vitorio Tettamanti”, de la ciudad de Mar del Plata, donde ingresó a la unidad de terapia intensiva con diagnóstico de politraumatismo, trauma craneoencefálico, y sospecha de abuso sexual.

De acuerdo al último parte médico, la paciente se encuentra “estable, más despierta, conectada, con signos vitales normales” y hasta el momento no presentó complicaciones posteriores a su ingreso, por lo que los profesionales cumplen con el plan de tratamiento acorde a su patología.

Finalmente se sugirió que estaría en condiciones de seguir su evolución en cuidados de terapia intermedia.

 

El avance en la causa

 

Lejos de la tensión que reina en el entorno de la familia, que clama justicia por un caso que está en plena instrucción, los investigadores siguieron recogiendo testimonios en pos de seguir esclareciendo las circunstancias de los sucesos ventilados que, como se informó, hasta aquí no se pudo comprobar el delito de abuso, quedando latente la posible figura de estupro.

De todas formas, se aguarda por más testimonios de jóvenes que acudieron a la fiesta en la casaquinta de La Blanqueada, como resultados de peritajes propiciados, como así también en lo que será el testimonio fundamental de la propia víctima, una vez recuperada de su cuadro de salud.

Se supo que más allá del temperamento demostrado en la manifestación, el padre de la menor se entrevistó con el fiscal Gustavo Morey y recepcionó de primera mano cuál era el hilo conductor de la pesquisa y lo que hasta aquí el expediente concluye: en relaciones consentidas.

Asimismo, se presentaron formalmente como particular damnificado con el asesoramiento legal del letrado Maximiliano Orsini (quien no estuvo en la ciudad y sí su secretaria) aunque el requerimiento quedó supeditado al Juzgado de Garantías para su aprobación, habida cuenta de algunas cuestiones formales no completadas para poder asumir dicha figura legal.

Respecto a la menor, se insistió en que se aguarda su evolución para organizar lo que será la toma de declaración en Cámara Gesell, contando con la salvedad de que la joven (así le asiste el derecho) considere si  quiere o no instar denuncia alguna.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario