Familiares de víctimas de masacres dicen “basta” ante el Congreso de EEUU

Por iniciativa de la asociación en favor del control de armas de la Campaña Brady para Prevenir la Violencia con Armas de Fuego, las familias de las víctimas de los escandalosos y trágicos tiroteos  de Virginia Tech, Aurora y Columbine presentaron a la prensa una carta abierta a la Casa Blanca y a los legisladores en la que piden una "acción rápida" para prevenir nuevos incidentes.
"La ley de armas debe cambiar inmediatamente", dijo en rueda de prensa el presidente de la asociación, Dan Gross.
"Obviamente, no toda, pero una gran parte de la violencia generada por las armas en nuestro país podría evitarse si el Congreso tomara medidas sencillas para evitar que se arme la gente peligrosa", subrayó, para agregar que no cuestiona la segunda enmienda constitucional que otorga el derecho a portar armas.
La carta abierta, que requiere "soluciones sustanciales" que no detalla, también exhorta a firmar una petición en el portal wearebetterthanthis.org.
Andrei Nikitchyuk, padre de un niño que sobrevivió a la masacre el viernes en la escuela en Newtown (Connecticut), donde un joven armado mató a 26 personas, entre ellas 20 niños de 6 y 7 años, dijo que "todos tenemos que decir en voz alta (a los legisladores) unámonos para poner fin a esta división partidista, no se tarta de una cuestión de política."
Sandy Phillips, madre de Jessica, una joven de 24 años que murió en el incidente de Aurora dijo que el Congreso tiene "ahora la oportunidad para detener el derramamiento de sangre."
El tiroteo de Virginia Tech, el peor en la historia de Estados Unidos, dejó 32 estudiantes y profesores de esta universidad muertos, en 2007. En un cine de Aurora (Colorado, oeste) 12 personas murieron en julio de 2012 cuando se estrenaba la última tira de la saga "Batman" y otros 12 resultaron acribillados en la masacre de la Universidad de Columbine, en 1999.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario