Familiares y amigos de Marito Maciel lo homenajearon a cuatro años de su asesinato

A cuatro años del homicidio de Mario Maciel, sus familiares y amigos lo homenajearon en el lugar donde fue asesinado. Su hermana, Marcela Aranda, admitió que aún no siente que se haya hecho justicia por completo, debido a que hay más culpables sueltos.

Ayer a las 18, una decena de personas se congregó en la esquina de Yrigoyen y avenida Del Valle, con el fin de recordar a “Marito” Maciel, el joven que fue asesinado el 3 de marzo de 2013 en la esquina del boliche Sol de varias puñaladas. Cabe recordar que en 2015 se llevó adelante el juicio en el cual se determinó la autoría  del homicidio y por ello fueron condenados Matías Concha a la pena de 12 años y Jesús Molina a 20 años de prisión.

 

Emotivo homenaje

Los familiares y amigos de la víctima se dirigieron al lugar puntual en el cual murió la víctima y colocaron velas y flores. También estuvo presente con su abuela el hijo de “Marito”, que hoy tiene cinco años. Luego, Marcela Aranda, expresó algunas palabras recordando a su hermano: “Ese 3 de marzo mi vida cambió, aprendí a caminar sobre fuego, dolor, espinas y piedras, me di cuenta del valor de la vida y aprendí a ser fuerte. Hermano, todas las noches pido volver a verte”, manifestó.

Y agregó que “no muere quien sigue siendo recordado y dejaste una huella en todos los que te conocimos. Ahora que viajás en mi corazón, sé que me mirás y tenés la misma ansiedad de verme. Pronto emprenderé mi viaje y podremos estar juntos pero la vida aún tiene preparadas cosas para mí y sé que estarás en cada momento”.

A continuación, se dirigieron a la puerta del boliche Sol donde también encendieron velas y Marcela Aranda arremetió contra el Municipio y la discoteca Sol.

“Sigo luchando contra el sistema. Es muy duro ver cómo estos asesinos caminan entre nosotros, cómo gozan de su libertad, cómo disfrutan a su familia, cruzarlos y que se rían de mi desgracia. Estoy cansada de que las leyes los amparen, es injusto que me hayan archivado la causa de la policía donde había muchas pruebas para llevarlos a juicio y que paguen una muerte que podría haberse evitado si ellos hubiesen actuado al pedido de ayuda de la gente”, expuso.

Y denunció la “corrupción del Municipio con Sol Disco. Este sistema no mejoró. Hay peleas, heridos, menores, es el boliche más grande de Tandil, el que mejor factura, necesitamos que cuiden a la gente que sigue viniendo a este boliche y que no haya más `Marito´ Maciel”.

web_marito

Justicia

En diálogo con El Eco de Tandil, Aranda admitió que “el tiempo es cada vez más duro, me cuesta mucho más ahora que al principio cuando pasó todo”. Confió que si bien está conforme con lo que fue la sentencia del juicio en su momento, “no del todo” porque “tengo que seguir conviviendo con estos asesinos en la calle, cruzármelos y que me denigren, que se me rían en la cara (en referencia al resto de los hombres que quedaron imputados como partícipes secundarios y por falso testimonio)”.

Explicó que se elevó a juicio la causa en la que quedaron imputados siete hombres más implicados como partícipes secundarios y por falso testimonio. Ese juicio será en la vecina localidad de Azul.

“Estas siete personas pasaron como testigos en el juicio, siempre mintiendo y siempre tratando de mejorar su situación procesal así que ahora esperaremos la fecha del juicio, no nos olvidemos que la Justicia es bastante lenta”, afirmó.

 

Una larga lucha

No obstante, se mostró satisfecha con la celeridad con la que se hizo el juicio en Tandil, lo cual consideró que fue “parte de mi lucha, de día a día pelear por que llegara ese momento”.

Recordó que después del juicio hubo dos personas detenidas pero fueron absueltas por falta de mérito. “Lamentablemente ellos siguen en libertad y lo peor es ver que se ríen en mi cara, cada vez que los veo tengo que bancarme gestos, caras y hasta a veces me gritan cosas. Uno a veces tiene que hacerse fuerte para no hacer algo que no corresponde porque no puedo tirar esta lucha que tanto me costó, a punto tal de tener causas penales por una locura, hay que pensar un poco más en frío, esperar el juicio y ver cuál es el resultado”, manifestó.

En tanto, expresó que sintió “un poco de alivio con la sentencia aunque creo que 20 años para Molina es muy poco, tenía que tener perpetua, y Concha también, pasa que lo alivió el no tener antecedentes, el haber confesado, el haberse arrepentido y lamentablemente lo favoreció, pero no deja de ser un asesino como los otros”.

“Si hay algo que aprendí de esto es lo fuerte y luchadora que soy, sigo adelante porque voy por la justicia para él, que todavía no llegó del todo”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario