Fernández, entusiasmado con jugar en “primera división”

El tandilense Carlos Fernández será a partir del venidero 10 de diciembre diputado nacional por el Frente Cambiemos, lugar que consiguió gracias al caudal de votos recibido por el mencionado espacio político en las recientes elecciones legislativas.

Fernández habló en el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM), donde agradeció “especialmente a la gente de Tandil que siempre me ha acompañado con su voto. Haber obtenido en la ciudad el 54 por ciento es una enorme satisfacción y una gran responsabilidad” y expresó que “para mí es una alegría y un gran orgullo llegar a esta instancia de ser diputado nacional electo”.

Al ser consultado sobre la lectura que hizo con los resultados que se dieron, teniendo en cuenta que si bien hubo un contundente respaldo para con el Gobierno local, estos sacaron un menor porcentaje que con la lista a diputados y senadores, dijo que “eso es producto de la nacionalización de la elección y no de otra lectura, además hay que tener en cuenta el contexto. En Tandil había una competencia de listas locales que tenían porcentajes de adhesión distintos de lo que tienen las listas nacionales, algo que tiene incidencia”.

Agregó que “no se puede hacer una análisis lineal porque se pierde la relación ya que es todo un combo. Las listas locales es una elección distinta de la lista nacional. Lo nacional estaba claramente polarizada en dos fuerzas y en lo local había tres que de alguna manera estaban teniendo incidencia, por lo tanto los porcentajes varían. Está claro que esta fue una elección nacional y no local”.

El electo diputado sostuvo que “cuando las listas nacionales en las que íbamos no traccionaban, nosotros perdíamos muchos votos de acuerdo a la intención de votos que marcaban las encuestas una semana antes. Ahora hay un combo que te ayuda, pero cada elección es un mundo y un contexto diferente y resulta difícil comparar una con otra”.

Dudas

Si bien en la actualidad todo es festejo, no hay que olvidar que cuando el Frente Cambiemos se conformó, en la recordada convención de Gualeguaychú, el radicalismo local con Lunghi a la cabeza rechazó de plano sumarse a la propuesta de Mauricio Macri, proponiendo a Ernesto Sanz como conductor. Luego, ya dentro del espacio, los radicales alzaron sus voces porque sentían que tenían poca injerencia en el Gobierno.

Al ser consultado si las dudas se disiparon o continuarán como forma natural de un frente, aseveró que “eso continuará, de hecho estamos en una coalición parlamentaria, no de gobierno. Las decisiones no las toma un frente conformado por distintas fuerzas políticas, la toma quien conduce el Gobierno. Estamos frente a una coalición parlamentaria, pero esa es la conformación actual del Gobierno y creo que han demostrado que se puede ser eficiente y exitoso en ese esquema de funcionamiento, que lo indican los dos años de gestión y el resultado obtenido”.

Detalló que “esto no quiere decir que se cierre un debate hacia adentro, porque son análisis completamente disímiles. Una cuestión es lo que le convenía al país, que era la necesidad de generar una fuerza de plantear la alternancia y otra es el análisis de cómo es la composición interna de ese espacio nuevo que se conforma y cuál es el grado de incidencia que tienen cada uno de los socios integrantes. Son dos análisis absolutamente distintos”.

Electorado

Al referirse a lo expresado por el electorado en las urnas dijo que “para mí el voto tiene distintas vertientes y hay tres, a mi juicio, que marcan una incidencia muy fuerte. La gente decide el voto con la razón, con la convicción y con la emoción. Está claro que hay un voto producto de la adhesión al Gobierno, pero también hay un voto emocional de mucha gente que vota en contra, por ejemplo para que no vuelva más el kirchnerismo o porque consideran que Macri es la derecha. Hay votos para todos los gustos, no hay una sola explicación”.

Afirmó que “lo claro es que el conjunto de la sociedad ha dado vuelta una página, hay un cambio de época como ha sucedido en cada momento. Lo marcó hace dos años y el pasado domingo ratificó esa decisión con total contundencia como para que no queden dudas. Cuánto tiempo va a durar esto es algo que decidirá la propia gente”.

Remarcó que “te diría que lo sucedido es casi fundacional ya que era imprescindible la ratificación en las urnas de un triunfo obtenido hace poco menos de dos años, sobre si la gobernabilidad iba a poder mantenerse o si el Gobierno iba a ser capaz de dominar determinadas situaciones o debates que se dan a nivel nacional. La gente le dio un respaldo que lógicamente genera responsabilidades”.

Congreso

La presencia de Carlos Fernández y Diego Bossio en el Congreso de la Nación, marcará nuevamente una doble presencia tandilense como ocurriera tiempo atrás con Vistalli-Pugliese y Macaya-Pugliese, respectivamente.

Para Fernández “llegar al Congreso de la Nación es llegar a la primera división, si se me permite la expresión futbolera. Hay que jugar ese partido y demostrar si uno está para jugar. Imagino que habrá un tiempo de adaptación como cualquier cuerpo colegiado y después aspiro a ser uno de los que protagonicen el debate sobre las cuestiones políticas de la Argentina. Me he preparado toda la vida para eso y quiero ser parte de ese debate”.

Necesidad de consensos

En cuanto a la convivencia con la oposición señaló que “el Gobierno obtuvo un triunfo importante que genera un respaldo político muy fuerte, pero no tiene mayoría en ninguna de las Cámaras. Cuando hablo de cambio de épocas es la necesidad de establecer diálogos y búsqueda de consensos. Hay que ser capaces de encontrar las alternativas que te permitan construir mayorías que supongo que irán variando y dependerá de las leyes, para generar los instrumentos necesarios para aplicar las modificaciones que nuestra sociedad necesita. El diálogo y el consenso son dos fundamentos que deberán esgrimirse fuertemente para conseguir las mayoría en el Congreso de la Nación, tanto en la Cámara de Diputados como de Senadores”.

Adelantó que anoche ya viajaba “a Buenos Aires a buscar material para empezar a trabajar con mi equipo algunas de las leyes y estar preparado para los debates que se vienen. Además en paralelo vamos a debatir en la provincia de Buenos Aires respecto al presupuesto, así que me espera un verano muy movido”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario