Ferro se llevó todo a muy poco del epílogo

A poco del final y a través de Blas Peyrano, Ferrocarril Sud encontró el gol para superar por 1-0 a Sarmiento de Ayacucho, en cotejo disputado ayer en el estadio Dámaso Latasa, por la octava fecha del torneo de primera división de la Unión Permanente de Ligas.
La tibieza expuesta hasta ese momento por ambos conjuntos hacía presagiar que todo desembocaría en una irremediable igualdad sin tantos.
No obstante, cuando se jugaban 42? del complemento, el tricolor halló la conquista que le otorgó otros tres puntos y le permitió hacer suyo un encuentro tan deslucido como equilibrado.
El tanto sirvió para destrabar un desarrollo en el cual ninguno pudo ostentar una marcada supremacía.
Los 45? iniciales mostraron al ganador con mayor posesión del balón, pero fueron los ayacuchenses los encargados de generar las acciones de mayor (y relativo) riesgo.
Ferro trabajó bien el mediocampo, con la prolijidad de Juan Rossi y el despliegue de Manuel López; pero desde allí hacia adelante todo lo suyo se diluía.
Sarmiento, sin un enganche, careció de juego, pero por momentos inquietó con la movilidad de Indacoechea.
Sin mayor suceso se fue un primer tiempo accidentado, del cual se retiraron con lesiones de consideración Roelofs (en su pierna izquierda) y Rossi, este último víctima de una involuntaria embestida de Indacoechea, que golpeó al ex Grupo luego de un impecable cierre de éste.
Al cabo del primer cuarto de hora del complemento, el tricolor pudo acercarse con mayor frecuencia. Primero Stefanoff levantó demasiado su media vuelta y más tarde fue defectuosa la resolución de Martín Díaz tras una notable acción de Ribas sobre carril izquierdo.
Sarmiento respondió con una trepada de Esteberena, finiquitada con un remate perdido sobre el primer palo y desde allí el trámite se desdibujó.
Ninguno pareció desesperarse por romper la paridad, pero el local lo lograría.
En 42?, Etchegaray progresó sobre banda derecha y mandó el centro que llegó a conectar Peyrano, decretando la victoria para su equipo.
Así, Ferro encontró el premio mayor en su única llegada a fondo en mucho tiempo, y Sarmiento terminó masticando bronca por quedarse inmerecidamente con las manos vacías.

 

La figura
Martín Ribas

Aunque fue intermitente en sus apariciones, a través de ellas le brindó a su equipo la claridad que casi siempre le faltó. No tuvo socios para desplegar a pleno el juego que proyectó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario