Ferrocarril Sud, solidez institucional y apertura para el cambio

Por Eduardo Aldasoro

Bajo la presidencia de Ezequiel Lester y acompañado por un grupo de apasionados dirigentes, Ferrocarril Sud celebró ruidosamente su 97º aniversario, encontrándose a sólo tres años de su centenario.
Con un pasado lleno de historia y un peso dirigencial de singular valía a nivel directivos, podemos citar a Mario Pérez, Luis Salceda y Cervantes Salinas, cuyas presidencias marcaron un legado que hoy este grupo de jóvenes está dispuesto a revitalizar en lo social, deportivo y cultural para la entidad “ferrocarrilera”, pese a su breve tiempo en la conducción.
Sus disciplinas deportivas marcan la impronta de estos directivos en el fútbol, pelota paleta, taekwondo y gimnasia artística. La reactivación de la biblioteca y el apoyo de los clubes capitalinos Boca Juniors y San Lorenzo permitieron mejorar considerablemente las instalaciones del estadio de fútbol Dámaso Latasa, denominado así en memoria de quien trabajara tesoneramente por esa disciplina.
La actitud de Bernardo Romeo de colaborar con este club de la ciudad pone de manifiesto su cariño por el deporte del lugar que lo vio nacer.
Una institución normalizada que va en busca de sus asociados de ayer y de hoy, los de ayer para aportar su experiencia, los de hoy serán los niños y jóvenes, cuyos padres con inquietudes y conociendo la problemática del mundo en que vivimos harán del club de la Estación el lugar de contención para sus hijos, que ayudará en su formación y capacitación en alguna de las disciplinas del club.
Conducir una institución deportiva no es tarea fácil, lograr un conjunto de hombres dispuestos a entregar su tiempo en aras del beneficio general de una comunidad es una tarea compleja.
Pero la desesperanza no es una actitud digna del ser humano y como tal el espíritu de lucha debe ser la meta fundamental que todo hombre debe fijarse para competir arduamente contra los molinos de viento.
Con esta premisa, se manejó la directiva del club Ferrocarril Sud, con un presidente portador de un apellido que luchó denodadamente para nuestra querida ciudad precisamente en lo social, deportivo y cultural. ¡Feliz cumpleaños, Club Ferrocarril Sud!
Y con el paso del tiempo se verán cumplidos los sueños de sus directivos, el proyecto de un polideportivo, el jardín maternal y todo aquello que redunde en beneficio de una barriada tan numerosa como rica para recibir a través del deporte de los valores tan importantes para hacer frente con éxito al futuro. Dicen los memoriosos: “Los hombres pasan, las instituciones quedan”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario