Finalizó el gerenciamiento en Santamarina

La gerenciadora que meses atrás se hizo cargo del fútbol de Deportivo Santamarina, concluyó ayer su vínculo con esa entidad.
La determinación fue tomada en horas de la tarde de la víspera, cuando Marcos Martínez, Martín Gorozo y Norberto D?Angelo, integrantes del grupo inversor, mantuvieron una reunión en Capital Federal.
A 40 días del comienzo de la temporada 2008/09 del torneo Argentino A, el aurinegro sufre por los problemas institucionales acaecidos últimamente, los cuales, por añadidura, han repercutido en lo futbolístico.
Días atrás se puso en marcha una pretemporada con un grupo de futbolistas muy reducido, bajo la tutela del cuerpo técnico comandado por Mario Finarolli, cuya continuidad, ante este recambio de autoridades, no está garantizada. De hecho, el ex conductor táctico de Sarmiento de Junín y Defensores de Salto aún no rubricó con su firma su vinculación al club.
De igual modo, se abre un interrogante respecto al destino final de los futbolistas Hernán Ramón y Bruno Vega, quienes en su momento habían sido confirmados como refuerzos con vistas a la campaña entrante. Lógicamente, su arribo se produjo bajo la aprobación de Finarolli, que podría cesar en sus funciones.
Hace apenas días, lo que ocurrió ayer con la gerenciadora se había barajado como posibilidad, aunque finalmente se optó por una continuidad.
Tras ese episodio, los problemas económicos se tradujeron en una huelga del cuerpo técnico encabezado por Duilio Botella que trabaja en las divisiones inferiores. El aporte improvisado de algunos padres terminó salvando la situación, pero no impidió que se avance otro paso hacia el desenlace acaecido en la víspera.
Avalon Investments comenzó a gerenciar el fútbol del club tandilense en diciembre del año pasado, cuando se disputaban las últimas fechas de 2007 del Argentino A. Al cierre de la temporada, la empresa sufrió un desprendimiento, pasándose a denominar Sports Play Group.
Esta alteración obligaba a ambas partes (club y empresa) a renovar el vínculo, dado que éste (que establecía una extensión de cuatro años) había quedado sin efecto.
Según lo reconoció días atrás Martín Gorozo, ya no existía una relación oficial, sino que simplemente prosperaba lo acordado de palabra.
Queda por resolver en que términos -y de parte de quién- serán canceladas las deudas contraídas en los últimos tiempos. Por lo pronto, el jueves, gente de la empresa estaría en la ciudad para comenzar las tratativas.

El futuro

Días atrás emergió con firmeza el trascendido de un regreso a Santamarina del otrora presidente, Marcelo Cifuentes.
De consumarse, el notario volvería a desembarcar en filas aurinegras junto al dirigente mutualista Raúl Escudero, quien asumiría la posición de máximo dirigente de la institución, apareciendo también en el proyecto Diego Puissant, trabajador de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
Si bien desde este sector no ha existido una confirmación acerca de un interés concreto, es sabido que existe.
Claro que antes este bloque deberá ponerse al tanto del estado en el que quedará el club ante la salida de la gerenciadora y a partir de ello recabar sus propias conclusiones para, a posteriori, tomar una determinación final.
Será cuestión de aguardar la próxima asamblea de la entidad, la cual tendrá lugar sobre el final de este mes y determinaría quién será el sucesor en la presidencia de Néstor Barraza, que ya adelantó que dejará el cargo.
Por lo pronto, Cifuentes ya se comunicó con Jorge Valverde, respecto a un eventual regreso del enganche marplatense. El jugador le explicó a El Eco de Tandil que si bien aún no ha contraído vínculos contractuales permanecerá, al menos hasta fin de año, en Patronato de Paraná, conjunto recientemente ascendido al torneo Argentino A con el que ya estableció un acuerdo de palabra.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario