Finalmente, fue sometida a un aborto la joven discapacitada mental que había sido violada en Bahía Blanca

Así lo confirmó el director del centro asistencial, Alberto Taranto, quien destacó que la chica -que vive en el Patronato de la Infancia pero que fue violada en el ámbito familiar- “se recuperaba bien” de la operación en la que fue practicado anoche la interrupción quirúgica del embarazo.
“Está evolucionando bien y estimo que entre hoy o mañana ya se podrá retirar del hospital”, aseguró Taranto en declaraciones a la prensa. Además, el director del hospital bahiense destacó que pese a su deficiencia mental, la víctima del abuso “entendió” por lo que estaba pasando.
Taranto también reconoció que existieron algunas presiones para que no se lleve a cabo el aborto, luego de la polémica generada tras conocerse la resolución judicial. “Pero nosotros estamos para que se cumpla la ley”, concluyó el médico. El hecho generó duras controversias e incluyó la negativa de un juez de familia a autorizar el aborto terapéutico a la joven discapacitada que fue violada.
Sin embargo, ayer el Tribunal de Familia de Bahía Blanca autorizó, por mayoría, la interrupción quirúrgica del embarazo, lo que se efectivizó alrededor de las 20:30 de anoche. El juez Jorge Longás había interpuesto una orden para suspender el aborto, luego de que el cuerpo médico del hospital Penna accediera a realizarlo, amparándose en el artículo 86, inciso 2 del Código Penal, que permite los abortos en casos de mujeres discapacitadas violadas.
La polémica por la negativa de Longás, se sumó a la del juez mendocino Germán Ferrer, que el mes pasado le había negado un pedido de aborto a una niña de 12 años, abusada por su padrastro, aunque no se trató, en ese caso, de una menor discapacitada.
En el caso de Bahía Blanca, en la víspera votaron en contra de la decisión de Longás los jueces Eduardo Mannasero y Patricia Marenoni, quienes remitieron de inmediato la decisión a la dirección del hospital Penna.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario