Forzaron la puerta y se llevaron 50 mil pesos de una inmobiliaria

En la tarde de ayer, en plena zona céntrica de la ciudad, se registró un importante robo a una inmobiliaria, cuando delincuentes se alzaron con un total de 50 mil pesos: el equivalente a 30 mil pesos en moneda estadounidense y los 20 mil restantes pertenecientes a clientes del comercio.
Edgardo Scarlada, titular de la firma inmobiliaria con domicilio en calle Chacabuco 660, atendió a El Eco de Tandil y habló del segundo robo que sufrió en el término de un mes.
En principio, el martillero expresó que “estuve hasta las 14.15 en mi oficina, me fui y regresé 15.45. En ese ínterin me encuentro con la sorpresa de la puerta violentada. Me acaba de suceder esto dos veces en 30 días y hace cuatro meses que estoy con la inmobiliaria acá”.
Señaló que “no creo que me tengan marcado, como se suele decir, pero lamentablemente en esta oportunidad me llevaron bastante dinero. No soy de andar con plata encima ni de dejar en la oficina, pero en esta ocasión dejé hasta la tarde porque me fui por una hora y media”.
Al ser consultado sobre si sabía cuál era el monto de lo robado, dijo que “más o menos unos 50 mil pesos, además de una computadora”.
El dinero estaba en el interior de un mueble, ubicado en la parte posterior de la inmobiliaria. Los delincuentes tras revolver escritorios y cajones del sector de la recepción, se dirigieron al fondo y además de la computadora, encontraron la suma mencionada en los párrafos anteriores.
Manifestó que “se llevaron también el dinero que tenemos para cambio en los cajones de adelante, pero es una suma minúscula”, para luego añadir que “en el anterior robo me llevaron computadora, impresora y 5 mil pesos”.

 

__res_3loc1

Las sospechas

Edgardo Scarlada tiene sospechas sobre quiénes pudieron haber perpetrado el robo, porque antes de retirarse hubo un movimiento de dos personas, a bordo de una moto, que le llamó la atención.
Al respecto, dijo que “me estaba por ir y por la vereda del local en el momento que estaba por salir, pasó una moto con dos ocupantes y miraron hacia adentro. No sé porqué pero me generó desconfianza esa situación, por lo que me quedé un instante más en la oficina. Luego estuve en el auto, calculando para conocer si daban vuelta a la manzana, pero no advertí el paso, por lo que decidí irme”.
Agregó que “vino la policía ni bien la convocamos, y termino de hablar con ustedes y me voy a hacer la correspondiente denuncia”.

El dinero

En cuanto al dinero que le robaron del interior de la inmobiliaria, explicó que “de la plata que se llevaron, unos 30 mil pesos eran míos en dólares, los otros 20 mil es dinero de mis clientes. Hicimos un minúsculo seguro que me cubre muy poco, alrededor de 5 mil pesos. Sí tengo cobertura por rotura de vidrio, pero hicieron muy bien la palanca sobre la puerta y el vidrio no se rompió, pese a que le puse una segunda cerradura a la puerta”.
Indicó que “en principio iban a poner rejas en el frente, inclusive el mismo propietario se va a encargar de eso, pero hasta el momento no ha venido nadie a tomar medidas”.
Tras el segundo ilícito que sufrió, afirmó que “realmente estoy amargado y más que ocurra dos veces en 30 días. Ante lo sucedido uno le pierde el amor al lugar. Es probable que me pueda mudar, pero de todas maneras la inseguridad que hay es mucha y los robos se suceden en forma constante, parece algo imparable”.
Por último, expresó que “mi ánimo era no dejar más dinero en la oficina, por eso hice un seguro pequeño, preocupado por si los vidrios se rompían, que era lo que más riego suponía que tenía. Jamás me imaginé que en el lapso de poco más de una hora me iban a entrar, a plena luz del día, en un sitio céntrico y llevarse todo. Soy el responsable de esa situación y mis clientes no van a tener ningún tipo de problema y se le va a responder en forma inmediata”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario