Fracasó la audiencia en el Ministerio de Trabajo por el cierre de Apaz Madrid

El encuentro, solicitado mediante nota por la familia titular de la firma, la cual se puso a consideración en la última reunión de la mesa de seguimiento de la actividad metalmecánica, estaba previsto para las 8.30.

Sin embargo, la ausencia de los representantes legales de la empresa frustró el encuentro programado. Al parecer, la patronal argumentó que no estaban dadas las garantías de seguridad debido a la presencia de trabajadores frente a la sede laboral.

En consecuencia, se rubricó un acta que reflejó la situación. Los trabajadores y los dirigentes coincidieron en la sede de la UOM, a los efectos de realizar una asamblea y definir los pasos a seguir.

Por la tarde, en tanto, se volvió a solicitar una nueva audiencia, que las autoridades de la cartera laboral concedieron para la semana entrante.

 

Las razones

 

El abogado de la seccional tandilense de la UOM, Gustavo Ballent, aseguró ante El Eco Multimedios que debido a la ausencia de los representantes de la firma decidieron cerrar la jornada mediante la rúbrica de un acta.

A partir de entonces, se abrió un nuevo escenario en el cual se planteó los próximos pasos en medio de un conflicto del cual aún no se avizora una resolución.

Más allá de ello, el profesional se refirió al frustrado encuentro e indicó que mientras se encontraba junto al secretario general de la UOM, Carlos Romano, frente a la delegación de calle Pinto, recibió un llamado telefónico de Alejandro Apaz Madrid (socio de la empresa e hijo de Alejandro Apaz y Norma Madrid).

En la conversación, citó Ballent, su colega le expresó que había pasado por el lugar y que “vio una cantidad de trabajadores con palos” en la puerta de la sede de la cartera laboral.

A raíz del planteo aludido, el abogado expresó que “no se sentía con seguridad de ingresar porque veía que corrían riesgo sus garantías personales”.

 

La movilización

 

Respecto al escenario que se suscitó frente a la delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, el asesor legal sindical describió que allí se apostó “un grupo de trabajadores, que son los ocho despedidos, además de algunos familiares, integrantes de la comisión directiva de la UOM y cuatro o cinco delegados más de otras fábricas que habían ido a acompañar el reclamo”.

Defendió la movilización y dijo que es “algo normal”, que se repite en situaciones conflictivas similares, donde los propios obreros acuden a este tipo de encuentros para conocer las eventuales definiciones en torno al caso.

Luego, confrontó con el planteo de Alejandro Apaz Madrid y expresó que el ingreso de la patronal estaba garantizado. “Si bien este grupo estaba cantando y tocando bombos y redoblantes, tampoco era una manifestación tan importante, ni daba para pensar que podría haber una cosa complicada para los empresarios”, analizó.

 

“Tomar una determinación”

 

Mientras se dirime la cuestión, el asesor legal de la seccional local de la UOM adelantó que, en forma conjunta con el secretariado nacional, encabezado por Antonio Caló, evalúan los pasos a seguir.

En ese sentido, dijo que no descartan efectuar una presentación en el Ministerio de Trabajo y que en el transcurso de la jornada de hoy estará “más claro” el panorama a implementar.

“Las expectativas que tenemos son las mismas que los trabajadores, que es que cobren las indemnizaciones”, expresó Gustavo Ballent.

Argumentó que, en caso de concretarse la negociación con la patronal, se evaluará el ofrecimiento. “La realidad es que hoy (por ayer) fuimos convocados y nos encontramos con la sorpresa de que esta persona (Alejando Apaz Madrid) se sintió supuestamente amenazada”, cuestionó.

Por eso, criticó la existencia de una doble práctica: “Dicen que van a ofrecer algo, piden una audiencia en el Ministerio y después no asisten. Por eso tenemos que tomar una determinación, que la estamos consultando con el secretariado nacional”, cerró Gustavo Ballent. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario