Fracasó la prueba piloto y el Municipio dio marcha atrás con los contenedores de basura

Finalmente los contenedores para la basura, aquella apuesta del Gobierno de Miguel Lunghi que buscaba dar un salto de calidad en el servicio, terminará dando un paso al olvido. Las fuertes críticas de los vecinos de las cuadras de Alberdi y San Lorenzo más la inminente erradicación de los recipientes son dos claras señales de su fracaso.
Desde la Dirección de Servicios que comanda Claudio Fuentes, anunciaron formalmente que los contenedores “serán retirados y se reorganizará el sistema de recolección de residuos”.
La erogación de dinero por parte del Gobierno para solventar la compra de contenedores no tuvo la respuesta deseada. Cinco años y ocho meses después, los vecinos hartos de la basura en el frente de sus hogares, de los olores nauseabundos, de la gente de otras zonas arrojando residuos y de la intermitente recolección, se tomó la determinación de que los contenedores pasen a ser un recuerdo de algo que se soñó y no funcionó.
El lunes este Diario recorrió la zona y pudo escuchar a los vecinos alzando la voz para exigir que de una vez por todas saquen de circulación los contenedores, que hasta fueron incendiados por la madrugada algunos de ellos.

“La orden del
Intendente es retirar
los contenedores”

En diálogo con El Eco de Tandil, Fuentes expresó que “recibimos la orden del Intendente de retirar los contenedores y realizar una nueva diagramación. Haremos el recorrido común y hay algo en estudio que todavía no se puede dar a conocer porque aún no se sabe si podrá llevarse a la práctica”.
En cuanto al retiro de los contenedores, manifestó que “entre el martes (por ayer) y miércoles por la noche se van a empezar a retirar los contenedores que están por calle San Lorenzo y Alberdi, dos por cuadra, desde Mitre hasta avenida Avellaneda”.
El funcionario dijo que “hay que reconocerlo el plan fue mal implementado, no fue mi gestión pero me hago cargo porque soy quien está al frente de Servicios. El Municipio no contaba con los métodos adecuados para hacerlo de una manera eficiente y aparte hay que mencionar que sobrepasaban la cantidad con gente que circulaba con su auto y dejaba la bolsa ahí, lugar donde hemos encontrado hasta escombros”.

Volvieron las
horas extras

Otro de los temas fue el recorte de las horas extras que ocasionó acumulación de basura en muchos sectores de la ciudad. Al respecto, el director indicó que “desde el lunes a la noche estamos nuevamente con horas, no con la cantidad de antes, pero ya anoche quedó casi completo el recorrido. Creemos que para el viernes estará ya normalizado el servicio”.
En cuanto a que cantidad de horas extras que dispondrán los empleados, señaló que “eso no se puede precisar porque a veces vamos a necesitar más y otros días menos. Buscaremos consumir las horas extras menos posible para no tener un gasto económico muy importante”.
Por último, aseguró que “normalizado el servicio para el viernes, arrancaremos con la periferia con los contenedores metálicos que tenemos en Circunvalación, El Gallo, Desvío Aguirre, San Antonio, El Amanecer y toda la parte del campo. Los contenedores sacados de circulación serán reparados y recolocados en distintos paseos públicos de la ciudad”.

La historia

El 3 de mayo de 2010 la Dirección de Servicios del Municipio comandada por Lino Fernández puso en vigencia una prueba piloto para la recolección de residuos en contenedores.

__res_3loc
Por aquel entonces y en los primeros días, el director de Servicios ya se quejaba porque vecinos de otros lugares se acercaban a arrojar basura, cosa que no estaba permitida y además al mes de puesto en vigencia el servicio se anunciaba realizar una nueva compra para “colocar mayor cantidad de contenedores, porque la idea es que, paulatinamente, en los próximos años se logre dar una cobertura de este tipo a gran parte de la ciudad”.
La experiencia que comenzó con pocas cuadras, se entendió por San Lorenzo y Alberdi desde calle Mitre hasta avenida Avellaneda, colocándose dos contenedores por cuadra.
La prueba piloto que soñaba con poder extenderse en todo Tandil, porque según decían hace años atrás, era un sistema limpio, utilizado en Rosario y San Isidro, que permitía mayor higiene y mantenía a las cuadras libre de mugre.
El paso del tiempo mostró la realidad de un sistema mal implementado y que no estuvo ni cerca de dar las soluciones añoradas.
Hace cinco años y ocho meses que en Tandil se pensaba en mejorar y dar un salto de calidad en cuanto a la recolección de residuos. Hace cinco años y ocho meses que el problema de la recolección sigue sin poder ser resuelto. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario