Francisco bendijo cruces que irán a cementerios argentinos e ingleses en Malvinas

En el marco de la tradicional audiencia pública en la Plaza San Pedro, el ex combatiente argentino Oscar Doria Fernández se encontró con el Papa y le pidió su bendición para los objetos que tendrán como destino final los cementerios de Darwin y San Carlos que se encuentran en las islas, donde están enterrados soldados de ambos bandos, muertos durante la guerra de 1982.

"Fue un encuentro espectacular, que disparó y superó todas mis expectativas espirituales", contó Doria en diálogo con Télam desde Roma, todavía conmovido por el encuentro con Jorge Bergoglio.

El veterano relató que el papa argentino expresó su deseo de "paz entre los pueblos", luego de bendecir los crucifijos que venían dedicados por un grupo de madres de caídos en la guerra y otros ex combatientes, en el marco de la audiencia pública de la que participaron hoy -a pesar del intenso frío- unos 35.000 fieles llegados de todo el mundo.

Doria le entregó a Francisco un ejemplar de su libro "Viaje al centro de la guerra", editado por el grupo Argentinidad, donde cuenta experiencias del conflicto desde un punto de vista "muy humanista", y donó a la iglesia los derechos de autor para que se destinen a obras de caridad.

También le dejó información sobre su tarea solidaria en el Instituto Internacional de Buceo Adaptado, donde atiende gratuitamente a personas con discapacidades motrices y sensoriales, en la isla Gran Canaria, a donde vive desde hace 28 años.

Dos años después del conflicto bélico -del que participó con 19 años como el suboficial de la Fuerza Aérea más joven-, Doria decidió irse a vivir a España, cansado de la incomprensión y desidia hacia los veteranos en ese momento, y se radicó en la isla Gran Canaria.

Ahora, tras el encuentro con Francisco, Doria planea viajar a las Malvinas para dejar, en el marco de una ceremonia íntima, los crucifijos y rosarios en Darwin -donde se encuentran enterrados 237 argentinos- y en el cementerio inglés de San Carlos, donde yacen 13 ex combatientes británicos.

"Empiezo a pensar ahora mismo en este segundo proyecto: me gustaría hablar con el responsable de la iglesia de las islas, transmitirle el abrazo del Papa, llevarle las fotos del encuentro y un mensaje de paz y diálogo", expresó.

"Creo profundamente que el tema de Malvinas tiene solución pero hay que limar asperezas y curar heridas porque el daño ha sido muy grande", dijo el ex combatiente y propuso "hacer la guerra diplomática y buscar todos los caminos del diálogo" para lograr el objetivo.

Fuente. Télam

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario