Frente a la suba “desmedida”, buscan retrotraer el precio del GNC para cuidar el bolsillo del usuario

En medio de distintas acciones judiciales tendientes a frenar al escenario que atenta contra el sistema, se presentó un proyecto de ley en la Cámara de Diputados de la Nación que propone retrotraer el valor de boca de pozo destinado a GNC a marzo de este año y limitar su aumento.

La iniciativa se enmarca en un reclamo de los representantes del sector que advirtieron que el cuadro tarifario actual es el resultado de “cálculos mal hechos”, lo cual “le quita la posibilidad al usuario de mantener el ahorro que históricamente tuvo en las últimas tres décadas” en relación con la nafta.

En diálogo con El Eco de Tandil, Andrés Martín, titular de GNC Fidenza, empresa dedicada a la venta e instalación de quipos de GNC, trazó un panorama respecto de la preocupación del sector, que se inició a partir del tarifazo impuesto por el Gobierno nacional.

A más precisiones expuso que “en boca de pozo aumentaron el valor a un porcentaje muy elevado y a su vez mezclaron en una sola factura mayor cantidad de impuesto, lo que le produjo al estacionero un cambio y algunos lo trasladaron en una forma normal y en otros de una forma arbitraria con un peso desmedido que perjudica al usuario”.

Desde entonces se impuso una suba en el servicio y como consecuencia una disminución en la brecha histórica existente entre el valor de la nafta, que se ubicaba en el orden del 70 por ciento “y lo reduce al 50 por ciento”.
Frente a esta circunstancia el aumento se traslada al bolsillo del usuario de taxis, remises, fleteros, en definitiva, los servicios que utilizan este sistema para su funcionamiento, que a nivel país suman unos dos millones de vehículos.

“Afecta a los usuarios”

“Es un combustible social que no se ha tenido en cuenta cuando se produjo el aumento”, planteó y sumó a este esquema que “algunos estacioneros han sacado mal los cálculos y han elevado el precio a una cifra que no corresponde y afecta mucho a los usuarios”.

A modo de ejemplo, Martín indicó que en Buenos Aires el valor del metro cúbico de GNC es de 8,28 pesos, en Mar de Ajó de 9,80, en Mar del Plata entre 10,70 a 11,99, mientras que en Tandil ronda los 11 pesos. En tanto, en otros puntos del país el precio se ubica en el orden de los 7,50 y en otros alcanza los 11 pesos.

Esa disparidad implica que “la actividad se recienta porque el público entiende que hay un problema, entonces no se agolpa a la adquisición de equipos para GNC” en base a una “suposición” que apunta a que “no va a ahorrar” con este sistema, advirtió.

Sin embargo rechazó el punto y demostró que “el ahorro sigue siendo, como mínimo, de un peso por kilómetro”, y amplió la defensa al señalar que “es el 50 por ciento asegurado en comparación con la nafta e incluso en algunos lugares el porcentaje de ahorro es mayor porque el GNC vale menos”.

La confusión frente
a la alternativa

Frente a este escenario el titular de GNC Fidenza insistió con la “confusión” que se generó a instancias del Ministerio de Energía de Nación y algunos responsables de estaciones de servicio “con una suba desmedida” que llevó a un “conflicto”.

“La actividad se resintió y hay menos cantidad de reconversiones”, resaltó, y graficó que “el usuario presiente que hay un aumento en el GNC y piensa que no ahorra si adquiere un equipo y que no lo puede amortizar”.
Así, el empresario sostuvo que pese a estas dificultades con respecto a los “precios desmedidos y desiguales” el cliente que se inclina por esta opción “sigue ahorrando”.

La intervención
de Diputados

A modo de alternativa para solucionar esta circunstancia, el miércoles de la semana pasada el diputado nacional por el Frente para la Victoria, Alejandro Abraham, ingresó a la Comisión de Energía y Combustibles un proyecto de ley que establece medidas para garantizar que el precio del metro cúbico en surtidor mantenga su brecha con las naftas.
En esa línea la propuesta contempla la necesidad de retrotraer las tarifas a marzo de este año y de regular el precio en todo el país.

Martín, que estimó que este jueves podría ser tratada por los integrantes de la Cámara baja nacional, puntualizó además que esta medida implicaría contar con un servicio a 6,50 pesos por metro cúbico. “La idea es implementar ese valor en todo el país para equiparar las tarifas”, planteó.

“El servicio no peligra”, consideró el responsable de GNC Fidenza, quien sí advirtió que frente a esta situación “la actividad recibe menos rentabilidad, los usuarios tienen menor ahorro”.

En tanto insistió que “tratamos de defender el bolsillo de los usuarios para que se pueda continuar convirtiendo del modo en que se venía haciendo hasta ahora”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario