Fuerte presencia del arco opositor en el acto del campo, donde hubo denuncias de “presiones” del Gobierno

Del acto en el Monumento a los Españoles, participaron entre otros Hilda Chiche Duhalde; Elisa Carrió; Patricia Bullrich; José Manuel De la Sota; Gerardo Morales, Francisco De Narváez; Ricardo López Murphy; Jorge Macri; Alberto y Adolfo Rodríguez Saá; Juan Carlos Blumberg; Nito Artaza; el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y el piquetero Raúl Castells, entre otros.
La senadora justicialista Hilda Chiche Duhalde calificó como versiones dirigidas a “meter miedo” las de una posible dimisión de la presidente Cristina Kircher si el Senado no aprueba el proyecto oficial de retenciones. La senadora también denunció la existencia de “presiones, ofrecimientos de cargos y recursos para las provincias” para que la Cámara Alta apruebe el proyecto del Gobierno y acusó a la presidenta Cristina Kirchner de ser quien se comunica para que algunos senadores cambien el voto y apoyen al Gobierno.
“La Presidenta llama”, aseveró Chiche Duhalde y agregó que ofrecen “beneficios para las provincias y cargos internacionales”. No obstante, indicó que ella no recibió ningún llamado porque no la “tienen en cuenta”.
En cuanto a la votación de mañana y la posibilidad de que gane el reclamo del campo o el proyecto oficialista, reconoció: “No tengo la certeza, nadie puede tener la certeza de lo que va a suceder”. Sin embargo, asesores que la acompañaban, en voz baja, aseguraban que el campo gana mañana “por tres votos” la pulseada con el Gobierno. Asimismo, el ex gobernador de Córdoba José Manuel De la Sota pidió a los senadores que “escuchen la voz del interior, de las provincias, y le digan no a la resolución 125” que impuso las retenciones móviles. En cuanto a la posibilidad de un empate en la Cámara Alta, sostuvo que “sería un saludable aire fresco para el país que el vicepresidente Julio Cobos vote en contra de las retenciones”.
Al igual que Chiche Duhalde, De la Sota denunció “presiones” contra el Senado y calificó como “un disparate” que se comente que la Presidenta está dispuesta a renunciar si el Senado no aprueba las retenciones. Respecto de la movilización señaló que es “un mensaje de lo que quiere el interior. Si mañana gana el campo habrá una fiesta en la Argentina”. La titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, calificó de “maravillosa” la concentración del campo y se manifestó a favor de “la unidad de la gente” contra el proyecto oficial de las retenciones móviles. “Vino gente de todas partes. Ojalá que se pueda ganar en el Congreso. Si no, la lucha sigue”, advirtió la ex legisladora y ex candidata presidencial. A su vez, Patricia Bullrich, diputada de la Coalición Cívica, estimó que “existen muchas posibilidades” de que el Gobierno pierda la votación en el Senado.
Agregó que muchos legisladores “no van a poder cambiar su voto a las 2 de la mañana, como pasó en Diputados” y señaló que si antes se hubiera realizado una movilización similar, la cámara baja no habría aprobado el proyecto. Al respecto, señaló que “lo que logró la manifestación de la gente es poner el foco en cada senador, que esta vez no van a poder decir una cosa y votar otra”. El diputado Francisco de Narváez aseguró que “el progreso del campo garantiza mayor justicia social para los argentinos”, aunque admitió que la votación en el Senado sobre las retenciones móviles “no resolverá el problema de fondo” del sector rural.
“Siempre apoyé el reclamo de los productores y seguiré haciéndolo, porque hace al desarrollo de las familias de todo el interior del país”, consideró el legislador del bloque Unión Celeste y Blanco, al participar del acto organizado por las entidades rurales. Aseguró que “lo importante para el campo y para el país no es sólo lo que se pueda votar mañana, sino que prontamente podamos comenzar a discutir una plan agropecuario integral a mediano y largo plazo”. “La votación por si misma no resolverá el problema de fondo del campo. Tenemos que volver a poner el país en marcha, más allá de la votación de mañana. El campo necesita definiciones políticas claras y favorables”, sostuvo.
Agregó que “el aumento de los precios es el problema mas grave y no es peleando como vamos a resolverlo”. Por su parte, el dirigente de centroderecha Ricardo López Murphy dijo que la sociedad está pidiendo que se “respete la institucionalidad, para no afectar el federalismo y destruir al interior del país”, al pronunciarse para que el Senado modifique las retenciones móviles. En declaraciones a Noticias Argentinas formuladas en el marco del acto del campo, López Murphy consideró “legítimo el reclamo” de los ruralistas, y se pronunció por que “no haya delegación de facultades que afectan el federalismo”. Sobre el acercamiento entre Eduardo Duhalde y Luis Barrionuevo, López Murphy dijo no creer “en volver a los que gobernaron todos estos años”, y aclaró no haber recibido llamados de ese sector, ni esperar recibirlos.
Por su parte, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, quien no participó de ningún acto, pero emitió luego un comunicado, se mostró “contento porque no hubo incidentes y todo se dio en un marco de paz y tranquilidad”. “En lo personal lamento que (el ex presidente Néstor) Kirchner insista con un mensaje de confrontación y división de los argentinos. Eso no nos lleva a ningún lado”, aseveró Macri. Asimismo, pidió a al Senado que “demuestre que entendió el mensaje de la ciudadanía y legisle sin miopías, a favor del país dando marcha atrás con la resolución 125”.
A sólo metros del palco donde hablaron los dirigentes de las cuatro entidades del campo, vestido con una remera verde que en letras blancas decía “todos con el campo”, el líder piquetero Raúl Castells dijo a Noticias Argentinas que el proyecto del Gobierno “es un saqueo a los campesinos” y agregó que “debe corregir el rumbo si quieren perdurar”.
Castells también denunció que el movimiento piquetero “tuvo que pagar 600 pesos por colectivo (para llevar la gente al acto del campo), el doble de lo que normalmente se paga, porque el Gobierno ofertaba tres o cuatro veces más que lo normal”, es decir que pagaba “entre 800 y 1.200 pesos por micro”. El dirigente piquetero también remarcó que “de cada dos personas que concurrieron al acto, una lo hizo en contra de las retenciones y la otra por el desprecio a la política que muestra el Gobierno”.
Quien también se hizo presente en el espacio vip del acto del campo fue el Juan Carlos Blumberg, quien acusó al Gobierno de atacar y tratar de golpista a la locomotora del país, que es el campo. “La locomotora del país es el campo y desde el Gobierno central se lo está atacando, se lo está acusando de golpista, entonces los ciudadanos tenemos que venir a acompañar”, sostuvo Blumberg.
Asimismo, destacó que “toda la gente de la ciudad está acompañando al campo y pidiendo un cambio de actitud del Gobierno”, y ratificó que “es muy importante que la gente se exprese

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario