García Belsunce: la Justicia designó el tribunal que juzgará a los acusados de encubrimiento

El Tribunal Oral Criminal 1 de San Isidro fue sorteado para llevar adelante el segundo juicio por el crimen de la socióloga María Marta García Belsunce, al que siete personas, la mayoría familiares de la víctima, llegarán acusadas de encubrimiento.
Fuentes judiciales informaron a Télam que el TOC 1, integrado por los jueces Juan Carlos Tarsia y Alberto Ortolani, fue el sorteado para llevar adelante el juicio oral a cuatro familiares, un amigo y la masajista de la víctima, además del médico que tomó contacto con el cadáver.
Los siete acusados están procesados por el encubrimiento del crimen cometido el 27 de octubre de 2002 en el Carmel Country Club de Pilar, donde la mujer fue asesinada a tiros en la cabeza.
Por el homicidio de María Marta fue juzgado su viudo, Carlos Carrascosa, quien en julio de 2007 fue absuelto por ese delito y condenado a cinco años y medio de prisión por encubrimiento agravado.
Ahora, también como presuntos encubridores del hecho, serán juzgados dos hermanos de la socióloga, Horacio García Belsunce y Juan Carlos Hurtig; el padrastro, Constantino Hurtig; un cuñado, Guillermo Bártoli; un amigo, Sergio Binello; su masajista, Beatriz Michelini y el médico de emergencias Juan Gauvry Gordon, quien llegó en ambulancia al country para asistir a la víctima.
Varios de los acusados apelaron el procesamiento, aunque la Cámara los confirmó y envió a juicio, mientras que otros optaron por ir directamente al debate e intentar demostrar allí su inocencia.
Las fuentes consultadas por Télam dijeron que todavía no se decidió una fecha de inicio del debate y que en el TOC 1 se espera el envío del expediente judicial para llevar adelante las medidas previas al juicio.
María Marta García Belsunce fue hallada asesinada con cinco balazos en la cabeza y un sexto impacto que no llegó a perforarla, en el baño de su casa, el domingo 27 de octubre del 2002, cuando se preparaba para recibir a su masajista.
Carrascosa fue quien halló el cuerpo semisumergido en la bañadera de la casa e, inicialmente, según afirmó, pensó que se había tratado de un accidente, tal como luego le dijeron los médicos que tomaron contacto con el cuerpo en la escena.
Pero casi un mes y medio después, debido a una exhumación y autopsia practicada al cadáver, se descubrió que la socióloga había sido asesinada a tiros.
El entonces fiscal de Pilar Diego Molina Pico fue quien llevó adelante la pesquisa en la que fueron acusados el viudo y otros familiares y amigos de la socióloga, además de la masajista y el médico que inspeccionó el cuerpo en la casa del country.
Pero, tras una larga instrucción, plagada de enfrentamientos entre el fiscal y los familiares de la mujer, se llegó a un juicio en el que Carrascosa fue absuelto por el crimen y condenado por el encubrimiento.
El viudo estuvo 35 días preso, hasta que la sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro hizo lugar a un hábeas corpus presentado por su defensa porque consideró que puede estar libre ya que no hay peligro de que se fugue.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario