Gilabert advirtió que investigan la causa de la pérdida de las vacunas

En diálogo con El Eco Multimedios, lamentó que “por una cuestión más técnica se rompió la heladera y el 19 de septiembre se tuvieron que decomisar algunas dosis de vacunas, aproximadamente 500 dosis de distintas vacunas”.
En este sentido, aclaró que “tenemos 16 vacunas en el calendario, hay frascos que son multidosis. Parece un número muy grande, pero en la cantidad de vacunas a nivel de lo que es la población de Tandil no es tan significativo como si hubieran estado todas juntas en una sola heladera”.
Recordó además que “nosotros tenemos 18 puestos de vacunación, en cada uno tenemos distribuidas las vacunas para el área. En este caso, en el barrio Maggiori, tenemos las vacunas que es proporcional a lo que es el mes de las vacunas de esa población”.
Sobre lo sucedido en esta oportunidad, lamentó que  haya “cuestiones técnicas que pueden pasar, que pueden pasar en cualquier lugar, y no hay una mala intención en este sentido”. Aseguró que “siempre que suceden estas cosas nosotros armamos una investigación, que no haya alguna mala intención ni nada por el estilo, si la técnica del descongelado de la heladera es la correcta, se arma una investigación atrás de esto para ver que no haya ninguna falla humana y para poder corregirla”.
 
La situación
en Maggiori
 
El director de Atención Primaria contó que “el día que se rompe la heladera, queda toda la noche sin funcionar y no nos podemos percatar de eso, al día siguiente se manda a arreglar y en menos de una semana la misma heladera estaba reparada en el lugar”. 
“Aparentemente duró una semana y se volvió a romper, por eso, no es que estuvo un mes el Centro de Salud sin vacunar. Quiero aclarar esto porque quizás con mala intención alguno dijo que no se estaba vacunando a toda la población de Maggiori y no es así porque los casos que fueron prioritarios se mandaron a otros barrios”, aclaró Gilabert.
 
Una heladera
nueva
 
Sin embargo, ratificó que “hoy tenemos una heladera nueva, en ningún momento se dejó de vacunar a la población, que siempre fue contenida. Siempre decimos, la vacunación es algo preventivo de excelencia, no es una urgencia, y estamos justo en un momento de una campaña, aprovecho para recordar a los menores de 1 a 4 años, de poliomielitis, sarampión y rubeola”.
Confirmó además que “nosotros estamos en este momento en el 85 por ciento de lo planificado y nos quedan 15 días de campaña. Nos hemos acercado a los jardines y a los distintos maternales para facilitar este accionar, pero todo aquel que no pudo vacunarse por distintos motivos, -pidió- que se acerque al Centro de Salud más cercano que lo vamos a vacunar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario