Gimnasia le dio otro golpe a Huracán: le ganó 1-0 en La Plata

Gimnasia y Esgrima de La Plata aprovechó hoy el envión de la clasificación a semifinales de la Copa Argentina y le dio otro golpe a Huracán, al que se impuso por 1 a 0 por la séptima fecha del torneo de Primera División 2016/17.

El capitán “tripero” Lucas Litch fue el autor de la única diferencia al concretar un penal con suficiencia ante Marcos Díaz, luego de una infracción clara de Martín Nervo sobre Pablo Vegetti.

El “Lobo”, dirigido por Gustavo Alfaro, regresó al triunfo luego de tres jornadas y llegó a once puntos en la tabla de posiciones.

El “Globo” quedó con seis unidades y, si bien todavía está lejos, empieza a preocuparse con los promedios del descenso.

En el primer tiempo no pasó demasiado, el desarrollo fue chato, con pocas ideas y las acciones de pelota parada aparecían como la mejor posibilidad para los dos.

Fue Gimnasia el que tuvo siempre la iniciativa, con las habituales triangulaciones de Lucas Licht, Nicolás Ibáñez y Franco Niell, aunque Pablo Vegetti quedaba muy solo arriba.

Sin embargo, una de las más claras fue para la visita, en el minuto 23, cuando Ignacio Pussetto bajó un balón para la llegada de Julio Angulo, que quedó frente al arquero Martín Arias pero atropelló la pelota y la envió por encima del travesaño en la jugada más clara que tuvo el visitante en la primera etapa.

A Huracán, igualmente, le costó generar opciones de gol porque careció de peso ofensivo y “Rolfi” Montenegro, encargado de generar juego, era uno de los mediocampistas centrales, lo que le quitaba recorrido.

Marcos Díaz fue protagonista del arranque del segundo tiempo, donde rechazó un remate de Niell y poco después salió apresurado a cortar dos veces fuera del área, una con la mano, motivo por el cual fue amonestado.

Después de tanto ir, Gimnasia iba a encontrar la diferencia a los 17 minutos, cuando Nervo elevó la pierna peligrosamente sobre la espalda de Ibáñez y el árbitro Andrés Merlos sancionó penal.

Licht convirtió con remate bien colocado a la derecha del arquero Díaz, que quedó parado y le dio a Gimnasia la ventaja que le correspondía en ese momento del juego.

Huracán, que hasta entonces había hecho muy poco, ganó agresividad con los ingresos de Jerónimo Barrales y Mariano González pero siguió faltándole elaboración y sólo se aproximó con remates desde fuera del área.

Gimnasia ganó y disfruta de un lindo presente, mientras sueña con el título en la Copa Argentina. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario