Gimnasia se aferró a su victoria más celebrada

Gimnasia se hizo fuerte en cancha de Independiente aprovechó sus momentos positivos y bajó a los rojinegros de lo más alto de la tabla en el torneo de la Unión Permanente de Ligas. El equipo que dirige Sergio Elizari se impuso por 2-1, al cabo de un cotejo que casi nunca fue bien jugado pero que a cambio entregó intensidad e incertidumbre en el resultado hasta el pitazo final.
El ?Lobo?, con mucha determinación para luchar cada pelota, se llevó de Richieri al 100 tres puntos que valen mucho en lo numérico y tal vez más aún en lo anímico, teniendo en cuenta la enconada rivalidad existente entre ambos equipos.
Arbert mostró su peligrosidad en apenas 2 minutos de juego, cuando le ganó de cabeza a la salida de Quintas y obligó a un rechazo de Petersen dentro del área chica.
El local fue quien más intentó con maniobras elaboradas y a partir de la tenencia de la pelota, aunque le faltaron profundidad y precisión para llevar más peligro. El 4-2-3-1 propuesto por Mauricio Nosei funcionó en varios sectores de la cancha, pero no demasiado en los metros finales.
Por eso, la ocasión más clara de los rojinegros en toda la etapa inicial fue una acción individual de Parolari, que tras sacarse de encima a Del Río y a Ferreyra remató desviado con zurda.
Del otro lado no pasó mucho más, aunque Laureano Pereyra se esforzó para enviar al corner un centro de Marcos Fernández que buscaba a Kwist y Quintas se lució ante un anticipo de Arbert al propio marcador central.
En la segunda parte, Arteagaveytía fue más de punta y tuvo dos claras ocasiones en los primeros 5?, pero Cabrera lo tapó con oportunismo en la primera y el cabezazo del ?Vasco? se fue a centímetros del poste izquierdo en la segunda, tras medido centro de Aguirre. El ?4? también asistió posteriormente a Parolari, cuyo remate desde cerca del punto del penal se fue alto, en jugada que contó con buena participación de Villar.
Gimnasia apelaba al esfuerzo colectivo para cubrir espacios e impedir los avances de su rival, apostando a algún envío largo para complicar en ataque.
Así fue que Cabrera sacó largo desde su área buscando la cabeza de Arbert, que habilitó la llegada de Kwist, quien con mucha categoría puso la pelota por encima de Quintas para festejar el 1-0.
Consolidando su mejor pasaje de la tarde, un par de minutos después, el visitante estiró la ventaja. Fue en un tiro libre de Ribas desde la derecha, cerca del lateral, que Arbert transformó en gol con un cabezazo para enviar la pelota junto al vertical izquierdo, lejos del alcance del arquero.
El ingreso de Lunghi por Kwist hizo que los albiazules se replegaran, por momentos de manera exagerada, pese a lo cual el desarrollo parecía controlado.
Sin embargo, después de que el árbitro Ferraggine adicionara seis minutos tras los 45, un tiro libre colocado de Trasante desde la izquierda encontró el frentazo goleador de Arteagaveytía.
Los intentos desesperados de Independiente chocaron una y otra vez contra la muralla defensiva de Gimnasia, que se aferró a un triunfo muy celebrado por sus jugadores y su parcialidad.

La figura
Alejandro Arbert
Siempre esforzado y desequilibrante en los metros finales. Asistió de cabeza a Juan Kwist en el primer gol, y anotó el segundo con un preciso frentazo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario