Google pregunta cómo colocar el queso en su “emoji” de hamburguesa

I think we need to have a discussion about how Google's burger emoji is placing the cheese underneath the burger, while Apple puts it on top pic.twitter.com/PgXmCkY3Yc

— Thomas Baekdal (@baekdal) 28 de octubre de 2017 ¿Debemos colectivamente, como especie, hablar de dónde se supone que debe ir el queso en una hamburguesa de un emoji? ¿Podría que ser que el hallazgo de Baekdal, previamente desconocido para la civilización, se quedara en el vacío de su límite de 140 caracteres y sin respuesta como tantos otros tweets? No, claro que no. Es 2017. Y el director ejecutivo de Google respondió medio día más tarde. Pichai podría haber estado bromeando: “Si la gente puede ponerse de acuerdo sobre la forma correcta”. Ya sea para colocar el queso o para hacer cualquier cosa. Pichai bien podría haber preguntado por la forma correcta para compartir un bebé. Agarró una hamburguesa y puso un trozo de queso. Hicimos nuestro mejor esfuerzo, por supuesto. Emojipedia, que indirectamente comenzó todo esto publicando los nuevos emojis de hamburguesas de Google, incluso mucho antes de que aparecieran en la mayoría de los teléfonos, intentó limpiar el desastre a través de la lógica.El sitio confeccionó una tabla con el uso que los otros competidores tecnológicos hacían de la hamburguesa. Efectivamente, el emoji de Google era el único que colocaba el queso en la parte inferior… ¿solución? El sitio realizó una encuesta y encontró que un poco más de la mayoría prefería el queso en la parte superior, encima de la hamburguesa y debajo de la lechuga. Ese fue un enfoque muy racional. Fue muy democrático, pero no hubo un consenso. Peor aún. Emojipedia pidió opinión a diseñadores digitales de hamburguesas y descubrió una fuerte división dentro de la industria. “Nunca colocas el tomate directamente junto al pan, ya que sino se reblandece”, dijo el gerente del programa de fuentes de Microsoft. “La lechuga y el tomate deberían ir juntos”, apostilló. Si solo pudiéramos estar de acuerdo. “El posicionamiento del queso de Google es blasfemo”, despreciaba The Verge haciéndose eco de la opinión de una mujer que una vez compró una hamburguesa en Phoenix y le colocaron el queso en la parte inferior. Esa experiencia hizo que la clienta colocara una estrella en Yelp. Podríamos hablar de cómo casi tres meses antes de que el emoji entrara en acción, Southern Living ya escribió acerca de un “gran debate que se libra en Internet”, no sobre cómo colocar el queso en la hamburguesa, sino cómo derretirlo. Pero no hay necesidad. Los ejemplos anteriores deberían ser suficientes para sugerir que el desafío de Pichai será imposible y solo encontrarán más división cuanto más lo intenten. Si tienes alguna duda, ten en cuenta que el debate nacional sobre las hamburguesas con queso se extendió durante varios días, cuando los titulares de emojis compitieron con la situación política que vivía el país. Por supuesto, algunos se ofendieron por eso también. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario