Graciela Borges inauguró una impactante muestra de afiches de sus películas, del archivo personal de los hermanos de la Torre

 

Graciela, casi al final de sus palabras en la primera noche del festival, de una manera elíptica se refirió a la situación familiar por la que está pasando: “Estoy viviendo días dificultosos en nuestra familia, ojalá que vuelvan las luces bendecidas”. 
 
Con Graciela Borges: “Si el espíritu está bien eso se trasluce”
 
Sentada en su butaca del Alfa la noche de la inauguración dijo a este Diario: “Tenemos un poquito de tiempo, podemos hablar”. Si bien no es la primera vez que está en Tandil invitada oficialmente, recordó sus oportunidades anteriores en el Festival de Largometrajes, como jurado y homenajeada, aunque esta última palabra no le gusta demasiado: “Homenaje me parece una palabra demasiado severa –dijo sonriendo- pero estar en Tandil me encanta, esta ciudad que es una de las que siempre elegiría, una es Rosario y la otra Tandil.
-¿Por qué motivos?
-Tandil tiene que ver mucho con mi infancia, venía mucho porque mi madre tenía una amiga que vivía muy cerca del Calvario, entonces es algo que no puedo olvidar. Por otro lado es una ciudad sosegada, sensible, abre muy bien el corazón y lo que más me importa en este momento es apoyar a estos chicos que hacen cine, Tandil también es un semillero en ese sentido. Me gustaría que desde todos los sectores se apoyara este Festival e incluso estuve averiguando y me comentaron que no hay apoyo oficial local, pero ojalá se revierta la situación, porque somos todos lo mismo.
-Se ha estrenado “Viudas”, ¿que nos puede decir de la peli?
-En Buenos Aires me dicen que es todo un éxito, el jueves la vieron ocho mil espectadores, de la Disney me dijeron “genial, tremendo”. Por otro lado una señora me felicitó diciéndome “qué lindo tu sombrero”- agregó sonriendo.
-Evidentemente, la dupla Borges Bertuccelli funcionó muy bien y la pasamos muy bien mientras la filmábamos.
-Es que Valeria es una genia y la pasamos muy bien mientras la filmábamos.
-¿Cómo hace para mantenerse tan espléndida?
-¡Ay, no! Tengo un problema en los ojos que me tengo que estar poniendo gotitas todo el tiempo, pero espero mejorar en estos días…  no estoy muy linda.
-Sabe que no es así, ¿tiene alguna fórmula secreta?
-No, mirarse mucho al espejo, hacer cosas para el cuerpo y el alma para sentirse bien con uno mismo. Estando bien espiritualmente eso se trasluce, finaliza sonriendo.
 
A solas con Sorín: “Hago el cine que me gusta”
 
El realizador de películas multipremiadas es un hombre gentil y sencillo. Con él charlamos en el bar de la UNI. Carlos Sorín ha estado también en otras oportunidades en la ciudad invitado por la Unicén. En este caso es uno de los jurados del Tandil Cortos.
-¿Es verdad que un director puede haber creado muchas películas, algunas muy premiadas y otras no tanto, pero siempre tiene una preferida?, ¿es así?
-Con la que me siento más contento porque al resto le veo más las fallas que los aciertos es “La ventana”, una película que coincide con una etapa de mi vida un poco crítica y al mismo tiempo no es fácil. Además tenía la libertad de saber que la gente no iba a ir a verla.
-Pero igual la filmó.
-Porque hago el cine me gusta, para ganar plata tengo la publicidad.
-¿Y qué nos puede decir de “La película del Rey”, su ópera prima?
-Esa recibió muchos premios como El León de Plata de Venecia, el Goya, tuvo muchos premios y a mí me sorprendió.
-¿Cómo ve el cine argentino?
-Está instalado, tiene un muy buen nivel, con una docena de realizadores excelentes, jóvenes, y con una posición en el mercado internacional. Será una posición chiquita, pero están, y me parece que está consolidado, hay una buena industria, buenos técnicos, equipos, pudiéndose formar un interesante equipo de gente y además está el apoyo del Incaa, sin el cual el cine sería imposible, junto a la Ley del Cine.
-¿Qué opina de los realizadores cinematográficos dentro de la televisión?
-No puedo juzgarlo porque la televisión no me seduce, no he hecho casi nada, no veo tele, la detesto, y por lo tanto mis opiniones están totalmente parcializadas. Lo último que vi fue algo extraordinario que el cine no podría llegar nunca a hacerlo: los tres días del rescate de los mineros chilenos. Me pareció televisión de la grande.
 
Apostillas del Festival
 
Nuevamente vino a esta edición el talentosísimo Alex Matews, que recibió un cerrado aplauso del público cuando fue nombrado por Luciano Majolo en la noche de la apertura.
Como de costumbre, la conductora tradicional del encuentro, María Inés Mazza, flamante mamá y a quien Graciela felicitó por su maternidad, tuvo una actuación impecable.
Los discursos de rigor estuvieron a Cargo de Daniel Herrero, anfitrión; Carolina Sazozo en representación de la Dirección Nacional de Juventud: Cecilia Fernández en representación del Incaa; un emocionado Luciano Majolo que habló con inmenso cariño del equipo que “me acompaña desde la primera hora, porque el festival es del público y de ellos”.  Luego del reconocimiento a Borges le tocó al director Gerardo Pamero, que presentó presentó “Chivilcoy”, el primer corto de la noche el viernes.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario