Grecia impuso un corralito y los bancos no abrirán mañana

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció hoy que los bancos no abrirán “al menos” mañana lunes y que se impondrán límites a los retiros de dinero, entre otras medidas de control de capital, y, en un intento por transmitir tranquilidad, prometió que los depósitos, los salarios y las jubilaciones están garantizados.

El jefe de gobierno tomó esa decisión por recomendación del Banco Central griego, luego que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera mantener los préstamos de emergencias para garantizar la liquidez de los bancos griegos al mismo nivel del viernes pasado, un día antes de que el fracaso de las negociaciones con el Eurogrupo desataran una masiva corrida bancaria que drenó de más de 400 millones de euros al sistema bancario heleno.

Durante la última semana, el BCE fue ajustando sus préstamos de emergencia a Grecia casi de manera diaria, para adaptarse a los vaivenes que provocaban los momentos de optimismo y pesimismo después de cada reunión entre el gobierno de Tsipras y los acreedores en Bruselas.

Por eso, Tsipras no dudó hoy en responsabilizar abierta y directamente al Eurogrupo en su discurso a la nación transmitido por televisión y luego difundido vía comunicado por su oficina.

“La decisión de ayer de no aprobar el pedido del gobierno griego de una extensión de unos pocos días del programa (de asistencia financiera) para dar al pueblo griego la posibilidad de decidir a través de un referéndum sobre el ultimátum de las instituciones acreedoras (…) es una acción que busca prohibir el derecho de un pueblo soberano a ejercer su prerrogativa democrática”, sentenció el premier.

“Está claro que el objetivo de las decisiones del Eurogrupo y del BCE es intentar chantajear la voluntad del pueblo griego y dañar el proceso democrático, principalmente la convocatoria del referéndum”, agregó. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario