Grupo golpeó justo y volvió a festejar

Grupo Universitario se aferró a una victoria con valor agregado, por la novena fecha del torneo Argentino B. Venció a Racing de Olavarría, por 1-0, e igualó la línea del equipo de la vecina ciudad en el puesto de escolta de la zona bonaerense.
El solitario gol de Jorge Izquierdo, anotado sobre la media hora de juego, le permitió al conjunto albiazul obtener tres puntos muy necesarios para sus pretensiones de clasificación. El cotejo fue discreto y accidentado, terminando los locales con nueve jugadores y la visita con diez. En la primera parte vieron tarjeta roja Laureano Pereyra y Mauricio Villa, mientras que en tiempo de descuento marchó a vestuarios Jorge Weimann, al cabo el mejor jugador de la noche en el estadio San Martín.
Más allá de la intención inicial de volcar el juego sobre terreno adversario, a Grupo le faltó abrir mejor la cancha para comprometer las chances de su rival. Weimann y Bucci tuvieron acertadas pero esporádicas apariciones, se insistió en demasía por el medio y eso facilitó la tarea defensiva de los ?chairas?.
A las acciones, sin llegar a ser aburridas, les faltó peso ofensivo de uno y otro lado. Se jugó demasiado en un sector reducido del terreno, y las áreas fueron poco visitadas.
Poco había pasado, cuando los de Gambini rompieron el cero. Weimann progresó por derecha y aprovechó que sus marcadores le permitieron maniobrar para enviar el centro al primer palo. Izquierdo, libre de marcas, metió el frentazo para ubicar la pelota contra el vertical más cercano a su posición y establecer el 1-0.
Racing sintió el impacto y no tuvo reacción. Ensayó una respuesta, pero se encontró con un Grupo que ganó mucho en solidez defensiva, en comparación con partidos anteriores. Incluso, el segundo gol estuvo al caer en un contraataque manejado por Espíndola y Weimann, y culminado por González con disparo cruzado y apenas desviado.
El desarrollo fue tornándose más violento y friccionado, lo que derivó en las expulsiones de Pereyra y Villa, por supuesta agresión mutua.
En el arranque de la segunda parte, Grupo cometió su único error defensivo de toda la noche, aunque no lo pagó caro. Moisés apareció solo tras una acción con pelota parada, controló el balón pero su zurdazo desde inmejorable posición se fue alto.
Grupo fue apostando más a responder aprovechando espacios, y así fue que Bucci habilitó por izquierda a González, cuyo centro bajo por poco no fue conectado por Cerfoglia.
La visita intentó reaccionar con el ingreso del enganche Rodas por el lateralista Brunand, pero no creció en ataque ante un rival bien escalonado en defensa.
Las llegadas no abundaron, aunque Cerfoglia estuvo cerca de aprovechar una asistencia de Izquierdo, en maniobra resuelta por el arquero Cándido. Más tarde, el zaguero Da Silva le puso el cuerpo a otra definición del goleador de Grupo, en acción que incluyó buenas participaciones de Bucci y González.
En medio de ambas acciones, el ingreso de Chapelle por Izquierdo le permitió a Saurel retornar a la zona media, después de haber cubierto el lugar de stopper por derecha durante el cierre de la primera etapa y los 18 minutos iniciales del complemento.
Un Racing demasiado apático no tuvo la rebeldía suficiente para buscar el empate con mayor decisión, mientras Gambini reforzó su retaguardia con el ingreso de Salvador por González y prácticamente no pasó sobresaltos.
Con un 4-4-1 y demasiado recostado contra su valla, Grupo aguardó el final y respiró aliviado por tres unidades que le permiten ver el futuro con mayor optimismo.

La figura
Jorge Weimann
Interesante labor por derecha, participando de manera decisiva en la jugada del único gol y ganando reiteradamente por ese sector. En tiempo de descuento, fue expulsado por doble amonestación.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario