Grupo tuvo su primera alegría en Olavarría

Grupo Universitario consiguió ayer su primera victoria de la temporada, imponiéndose por 4-2 en su visita a Racing de Olavarría, por la tercera fecha de la zona 1 del torneo Argentino B de fútbol.
Tras una etapa inicial que culminó justificadamente igualada, los de Mario Gambini encontraron el quiebre en el complemento, sabiendo capitalizar al máximo sus oportunidades.
El inicio mostró a los tandilenses ejerciendo cierto dominio, en base al buen inicio de sus carrileros, Bucci y Weimann.
Más allá de ello, en 19? se produjo una circunstancia clave cuando Lapeyre ignoró un codazo de Giannini a Villa que debió sancionarse con penal y expulsión, y en la continuidad de la maniobra los universitarios encontraron el desnivel.
Sepúlveda prevaleció sobre un costado y envió el centro al segundo palo, que de zurda fue conectado a la red por Bucci luego de que Ocaña falle con su manotazo.
Poco tardaría el local en restablecer la paridad, lográndolo por intermedio de Villa, que aprovechó el quedo de Giannini ante un centro para decretar, de cabeza, el 1-1.
Desde allí hasta el cierre de la etapa inicial, ambos dispusieron de algunas ocasiones para adelantarse en el score, pero no podían usufructuarlas.
Grupo lastimaba de manera recurrente con las escaladas sobre el carril izquierdo de Bucci, quien se constituyó en un problema insoluble para los ?chairas?. Y Racing respondió con algunas apariciones esporádicas de Maldonado y la presencia siempre inquietante de Villa.
La visita estuvo a punto de volver a desequilibrar, esta vez a la salida de una pelota detenida, tras la cual no pudieron concretar ni Sepúlveda ni Pereyra.
Del otro lado, el cabezazo de Sampaoli, tras centro de Villa, se perdió apenas alto.
Grupo recobró su ventaja apenas comenzado el complemento. Cuando transcurría el segundo minuto, Bucci volvió a imponerse sobre el costado izquierdo para finiquitar su acción asistiendo a Sepúlveda, que conectó para establecer el 2-1.
Poco después de anotar esa conquista, el mendocino debió ser reemplazado y trasladado a un centro asistencial, tras sufrir un choque de cabezas con Moisés, que también fue sustituido. La acción no arrojó consecuencias graves para los futbolistas, pero generó cierta conmoción en el estadio.
Cuando Racing aún no había asimilado el cimbronazo, apenas pasado el cuarto de hora se produjo una secuencia determinante para el desenlace del cotejo.
Primero Pablo González estiró diferencias luego de escapar entre dos hombres, meter una diagonal y ajustar su remate sobre el palo derecho. Y acto seguido los de Carabelli se quedaron con diez hombres por una infracción en la puerta del área de Bruno sobre el propio González, que propició la segunda amonestación del zaguero central.
De allí en más, la victoria universitaria no corrió riesgo, pese a que Racing dispuso de un par de tiros libres en las inmediaciones del área, debiendo actuar de manera espectacular Giannini en uno de ellos, devolviendo desde un ángulo el envío de Da Silva.
Más allá de esa acción esporádica, Grupo transitó los minutos finales con cierta comodidad, sobre todo porque a los 37? sentenció la historia aprovechando un error en la salida del fondo local.
Weimann robó y luego mandó el centro para la llegada franca de Cerfoglia, que tocó suave ante la presencia de Ocaña.
El descuento de Villa, con un puntazo desde el área chica tras un mal despeje de Pereyra, sirvió para maquillar la estadística, pero no para hacer peligrar el primer éxito de los tandilenses en el torneo.


La figura
Diego Bucci
Fue decisivo para que su equipo comience a desnivelar, anotando el primer gol y armando la jugada del segundo, en el que asistió a Sepúlveda. Por el carril izquierdo prevaleció cada vez que se lo propuso.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario