Hallaron sana y salva a Mía, la nena desaparecida tras el doble crimen

Mía, la niña de seis años que se encontraba desaparecida desde el pasado lunes, luego de que asesinaran a su hermano menor y a su madre en su casa de la localidad bonaerense de El Palomar, fue hallada hoy sana y salva en Junín, junto a un joven que resultó detenido como sospechoso de ser el autor del doble crimen.

La nena estaba junto a un joven identificado como Enrique Alcaraz, de 26 años, quien se hallaba en aparente situación de calle y sin dinero, y fue rescatada poco después de que ambos bajaran de un ómnibus.

Alcaraz, exempleado de una carnicería, había tenido en el pasado una relación amorosa con Sabrina Martín, la madre de la niña.

El joven era intensamente buscado como sospechoso de haber cometido el asesinato de la joven y del hermanito de Mía, un nene de tres años.

El sospechoso y la nena fueron hallados alrededor de las 11;00 en la intersección de las calles Falucho y Rivadavia, de esa localidad situada a 260 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires, lugar en el que se había desatado una fuerte tormenta.

El ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, confirmó el hallazgo de la nena y la detención del sospechoso e informó que estuvo a cargo de personal de la Policía Local de Junín.

“El chofer del micro, cuando bajan los pasajeros, se arrima los policías y les dice ‘creo que la nenita y ese señor que caminan para allá son los que están buscando’”, indicó Granados.

Según informaron medios locales, la policía de Junín había recibido numerosas llamadas respecto a un joven con mal aspecto y acompañado por una niña que pedía monedas, e inclusive el muchacho se ofreció para trabajar en una carnicería.

“Lo importante es que se pudo localizar sana y salva a la nena. Trabajaron alrededor de 500 personas en la búsqueda, la teníamos ubicada por testimonios deambulando en la zona oeste y vamos a establecer como fue que abordaron el micro”, sostuvo el ministro.

Granados destacó el trabajo de una mujer policía que rescató a la nena porque “cumplió con el trabajo que tenía que hacer” y dijo que la llamó para felicitarla.

En tanto, Raúl González, un maletero que trabaja en la estación de micros de Junín, relató: “Estábamos con mi compañero Federico y le dije ‘mirá que parecida la chica a la nena que buscan, vamos a llamar a la Policía’”.

“Estaba sacando un pasaje. Avisamos a las chicas de la Policía, que se movieron muy rápido”, agregó.

Se sospechaba además que Alcaraz decidió por azar bajarse en Junín y se supo que había preguntado por el precio de pasajes a Santiago del Estero.

Por la detención del joven tomó intervención el fiscal local Carlos Carlos Colimedaglia, mientras que el fiscal a cargo del caso, Claudio Oviedo, viajaba a Junín.

Oviedo reveló en el mediodía de este miércoles que se dirigía en avión a la ciudad bonaerense junto a familiares, psicólogos y otros peritos, con el fin de constatar la situación.

El joven permanecía detenido en la DDI de Junín acusado de “privación ilegítima de la libertad” de la menor, aunque el fiscal consideró que a Alcaraz se le podría imputar el delito de “doble homicidio agravado por alevosía”.

Los cuerpos de Sabrina Soledad Martín, de 24 años, y su hijo Ian, de tres, fueron encontrados este lunes por la madrugada asesinados de múltiples puñaladas en la casa situada en Murillo 484, de El Palomar, en el partido de Morón.

El cuerpo de la mujer fue hallado con nueve heridas cortantes, mientra que el del pequeño, que se encontraba en otra habitación, tenía signos de haber recibido 22 puñaladas.

Las sospechas apuntan a que el asesino se llevó a Mía junto con ropas de la nena, aparentemente lo único tomó del domicilio. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario