?Hancock?, superhéroe alcohólico y malhumorado

No es el típico superhéroe al que Hollywood acostumbra llevar al cine. Él se dedica a tomar whisky y maldecir buena parte del tiempo. Hancock se enfrenta con todo tipo de criminales y siempre sale victorioso, el problema es que arrasa con todo a su paso, ya sean edificios, coches o autopistas. Los habitantes de Los Ángeles ya están hartos de él y no parecen ser muy adeptos a la frase ?el fin justifica los medios?.
Es un superhéroe en la línea de Súperman. Vuela, tiene una fuerza sobrehumana y las balas no pueden lastimarlo. Eso sí, no le pidan a este superhéroe que vista calzas porque Hancock, de muy mal humor, contestará ?eso es para los homos? . El mayor enemigo de Hancock no es otro que él mismo. Una profunda depresión lo llevó al alcoholismo (o viceversa) y lo transformó en una de las personas más odiadas de todo Los Ángeles, por más que el superhéroe sea el máximo protector de sus habitantes.
Llega el día en que Hancock salva la vida de un encargado de relaciones públicas, interpretado por Jason Bateman, que como agradecimiento hacia el superhéroe decide ayudarlo a que mejore su imagen. La tarea no es nada fácil para alguien que se la pasa borracho sobrevolando una ciudad en tiempos donde la vida pública de cualquiera trasciende en youtube.
Para colmo de males, el salvado buena onda está casado con la ardiente Charlize Theron, que tiene un exceso de química con Will Smith. La atracción irrefrenable que se produce entre la rubia Theron con el morocho Smith enfrente del buenudo Bateman vuelve incomodísimo todo tipo de relación entre ellos y es uno de los puntos más jugados de una película que jamás parece tenerle miedo al ?qué dirán?.
?Hancock? no es una película de superhéroes más. Existe ya una diferencia importante con la mayoría de las franquicias del género, que desembarcan en los cines tras originarse en el mundo del comic. ?Hancock? no se originó en las historietas, es un proyecto exclusivo del cine.
Es curioso que el guion se haya escrito y presentado en Hollywood hace una docena de años. Desde aquella época la producción se viene pateando y el guion pasa de mano en mano. Tony Scott, Michael Mann, Jonathan Mostow y Gabriele Muccino son algunos de los directores que tuvieron la película a su cargo en algún momento antes que recaiga en manos de Peter Berg, que debutó hace una década con la comedia negra ?Malos pensamientos? y su último trabajo había sido ?El reino?.
?Hancock? esperó paciente su turno en la cartelera y ahora llegó para demostrar que también hay diversidad dentro del universo de los superhéroes. No todos son iguales y tienen los mismos valores dentro del mundillo de los justicieros y aquí está Will Smith para lucirse en el papel de ?Hancock? y demostrarlo. (Terra/Nazareno Brega.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario