?Hay muchas cuadras con granitullo y el paso del tiempo va a obligar a tomar una decisión?, adelantó Civalleri

Esto se debe a que las mismas se van deteriorando y hay dos posturas encontradas acerca de si reparar como modo de conservar la identidad de la ciudad, o reemplazar por pavimento común.

Al respecto, el funcionario comunal explicó que “las cuadras que se han tapado con pavimento flexible son de adoquín, que es la pieza grande, mucho más irregular que el granitullo y que conforma una superficie de tránsito incómoda para los vehículos. Lo que se ha tapado en general son calles de adoquín, no con granitullo, al menos no en esta gestión, no durante estos años”.

“Debajo del granitullo hay una losa de hormigón, y hay una capa de asiento que se hace con arena y polvo de piedra. Cuando uno ve que tiene hundimiento es porque la losa se ha roto después de 50 años, entonces cuando llueve empieza a filtrar. La reparación es complicada porque hay que levantar el granitullo, llegar hasta la losa, reponerla y son lugares de intenso tránsito porque son zonas centrales”, manifestó.

En ese sentido, indicó que poseen una cuadrilla que se encarga de la reparación de granitullo, en algunas zonas que circulan micros, donde hay mucho deterioro. “Estamos cambiando franjas y haciendo zonas de aparcamiento con hormigón”, especificó.

 

Un tema a debatir

 

En tanto, Civalleri consideró que “Tandil tiene una cantidad muy importante de cuadras con granitullo, obviamente el paso del tiempo va a obligar a tomar una decisión”.

En ese marco, indicó que hay dos posturas sobre la temática. Una de ellas “vista desde el punto de vista de la preservación, que tiene que ver con la identidad que le confieren esas cuadras a la ciudad y que mucha gente valora fuertemente. Otro sector  que lo ve desde otro lugar y que nos ha planteado porqué no dejar un casco céntrico poniendo granitullo en muy buenas condiciones y el resto hacer pavimento que sea más adecuado a la dinámica urbana actual”.

Opinó que “va a tener que ser un tema de debate. Hay muchos lugares que han optado por definir un casco histórico que tiene 10, 12 o 15 cuadras, conservando la identidad que confiere el granitullo, y en otros avanzar con pavimentos convencionales”.

“Es una discusión que no está dada. Por el momento la postura del Gobierno es que se siga avanzado solamente en adoquín y no se ha repavimentado nada que tenga granitullo. Estamos tratando de mantenerlo de la mejor manera posible con una cuadrilla de bacheos en  aquellos lugares que se deterioran”, resumió. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario