?Hemos visto dos chiquitos 2001 de muy buenas condiciones?

 

Daniel Luaces estaba en el centro de la cancha con las manos cruzadas detrás de la espalda. De andar sereno, miraba, miraba y volvía a mirar. La paciencia es un don que ha desarrollado a lo largo de los años. Es que de los más de cuatrocientos chicos que pasaron por la cancha en dos días tal vez un par quede preseleccionado para la prueba en Buenos Aires. De eso se trata, de cazar talentos, de marcar al que se destaca, de encontrar a uno en un millón.  
-¿Cómo se desarrollaron estas dos jornadas en Tandil? ¿Cumplieron las expectativas?
-Sí, hemos tenido una gran concurrencia, mucho más de lo que esperábamos.
-¿Y eso es bueno para ustedes? 
-En realidad, para lo que River necesita, nos hubiera gustado más calidad que cantidad, pero la situación fue masiva, vinieron muchos más chicos de los esperados y quizás a nosotros nos conviene, por la observación que necesitamos, hacer una preselección antes para poder ver a los mejores de la zona, pero estaba planteado de esta manera.
-¿Qué descubrieron? ¿Hay potencial?
-Generalmente las categorías más chicas son las categorías donde puede estar el jugador apropiado para un club como River. De repente, en las categorías más grandes ya los chicos están en Buenos Aires o están jugando en primera división acá y los técnicos no los dejan venir a prueba, los quieren para el torneo Argentino, entonces tienen otro tipo de compromisos y no los podemos ver. En estas categorías más chicas es adonde realmente podemos ver a un potencial jugador de River.
-¿Encontraron alguna perla?
-Sí, hemos visto dos chiquitos 2001 de muy buenas condiciones. Por eso digo que a lo mejor los más chiquititos son los que por ahí necesita River, porque son los que salen un poquito del molde del jugador estándar. Cuando vos llevás a un jugador del interior para jugar en Buenos Aires tiene que ser distinto a lo que vos tenés allá, algo que realmente no lo puedas obtener en Buenos Aires.
-¿Cómo los tratan? Porque los chicos llegan con unas ilusiones tremendas…
-Nosotros tratamos de sacarles la presión. La idea es que los chicos que podamos seleccionar acá vayan a hacer una experiencia, nunca les decimos van a hacer una prueba. Hablamos de hacer una experiencia que les va a quedar para toda la vida. Después, si el destino quiere que se queden y sigan una carrera, bienvenido sea, y si no, van a venir con la alegría de haber conocido lo que es el mundo de River, el Monumental, los jugadores de primera, sacarse fotos, una cosa diferente que creo que los va a acompañar siempre. 
-Los que sean convocados van a conocer River…
-Los que podamos llegar a seleccionar, seguramente los citaremos más adelante para ir a River y van a estar una semana conviviendo y entrenando con los chicos que hoy juegan. Ahí verán, en esa prueba, si realmente rinden como para poder quedarse.
-¿Desde qué edad van?
-Los más chiquitos que probamos acá fueron 2001 y hemos probado hasta la categoría 93.
-¿Qué busca River en los chicos?
-Fundamentalmente busca jugadores de técnica, de personalidad, hoy la mentalidad pasa a ser clave, sobre todo para los chicos del interior que tienen que afrontar dejar todo y hacer una nueva vida, tienen que estar muy convencidos, muy seguros de lo que quieren. A ciertas edades es difícil encontrar chicos que estén convencidos.
-Hay casos que funcionan, que se van a los diez años…
-Sí, hay muchos, y muchos que hoy están en primera y están disfrutando de ese ‘sacrificio’ que hicieron porque están haciendo lo que más les gusta.
-¿Recuerda alguno de Tandil que haya ido de chiquito?
-Hay un chico ‘Melli’ (Emmanuel) Martínez que es de acá de Tandil en categoría 94 que es un enganche, muy buen jugador y una gran persona. Mellizo le decimos porque tiene otro hermano que estuvo pero que no rindió de la misma manera y hoy creo que está jugando acá en Tandil. Es un buen representante que tienen porque aparte es una persona extraordinaria.
-¿Van por todo el país haciendo esta selección?
-Vamos por todo el país, sí. La idea es recorrer todo lo que podamos y a través de eso vamos formando las categorías.
-¿Con los padres tienen contacto?
-Tenemos contacto. Nos interesa también cuando llevás un jugador, llevar una solución y no un problema, entonces nos interesa saber, hablar, ver cómo está conformado, si los chicos estudian nos interesa mucho, la forma de ser que tienen, son todas cosas básicas para que puedan ser jugadores de River.
-Pero en esta instancia, en la tribuna…
-Por ahora sí, los tenemos allí, porque son más ansiosos los papás que los chiquitos, entonces es preferible tenerlos del otro lado del alambrado.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario