Hoffman y Cobanea, en el podio del Circuito de Reyes

Dos representantes tandilenses se subieron al podio de la tradicional prueba atlética Circuito de Reyes, que cada principio de año se realiza en las calles de Bahía Blanca. Sergio Hoffman, oriundo de Ayacucho y radicado en nuestra ciudad, quedó en el tercer puesto de la general, detrás del ganador, Miguel Guerra, y de Ulises Sanguinetti, cinco veces ganador de la competencia. Por su parte, Elisa Cobanea, que había ganado en 2015, quedó como escolta de la joven puntaltense, Azul Theaux, de 18 años, en la prueba de damas.
Casi 3600 inscriptos tuvo la prueba, que se desarrolló sobre una distancia de 8.572 metros. El triunfo de Guerra, el atleta de 25 de Mayo que se impuso en la última edición de la Tandilia, estuvo tenido por la polémica, según consignó el diario La Nueva Provincia. Guerra participaba por primera vez en el tradicional Circuito de Reyes, que desarrolló su edición Nº 57, y pese a desconocer el trazado, del cual se interiorizó recién en la tarde de la víspera, hizo valer sus antecedentes y marcó en los cronómetros un tiempo de 25 minutos 28 segundos, tan sólo a 8 segundos del récord histórico, que continúa en manos del bahiense José Luis Luna.
Pero tras la prueba, Sanguinetti, ganador de esta prueba en cinco oportunidades, descargó su bronca, haciendo polémicas declaraciones. Según La Nueva Provincia, el tresarroyense comentó: “Hasta el kilómetro cinco fui tirando yo, y a partir de ahí (Guerra) hizo magia, salió como un McLaren. Dan bronca esas cosas”. “Hoy (por anoche) estaba para hacer el mismo tiempo que el año pasado (25m44). Lo que pasa que (Guerra) me rompió la cabeza. Hasta el kilómetro 5 íbamos a un ritmo mortal y ahí sacó un cambio, como si recién empezara la carrera. Eso no lo hace un atleta normal”, se descargó.
“Hace dos días habló conmigo por Facebook. Pero me enteré acá que venía”, dijo. “Prefiero no meterme en temas turbios. Esta es una de mis carreras favoritas y vengo corriéndola hace siete u ocho años, pero si el próximo año lo invitan (a Guerra), lamentablemente conmigo no van a contar”, avisó.
Por su parte, Guerra comentó: “Fue un Sanguinetti irreconocible, porque salimos a ritmo de 2m59s, después él cambió fuerte a 2m47 y me descompaginó totalmente y cuando lo alcancé pasó a 2m51. Antes de llegar al kilómetro 5 pagó las consecuencias, porque se plantó totalmente. Cuando intentó engancharme ya era tarde”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario