Hoy, mano a mano con Susana Giménez

Susana Giménez, Suzie, nació en Tandil el 14 de septiembre de 1981. Apasionada y emprendedora, una vez que egresó de Comercio se mudó a Buenos Aires para comenzar a buscar su camino como artista. Actualmente tesista de la licenciatura y profesorado en artes plásticas de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), sus primeros pasos los dio en el taller de pintura expresionista del artista plástico Atilio Delafore.

Luego llegaron seminarios, como el de historia del arte en el Museo Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires; congresos, como el de arte, educación y cultura contemporánea en Latinoamérica de la Dirección General de la Cultura y Educación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires; y cursos, como el de resina, también en la UNLP
Durante su paso por La Plata fue, además, ayudante en la materia pintura de quinto año en la UNLP, dio clases de pintura caballete, mural y cerámica en Taller Toulouse, en el barrio Tolosa, y fue tallerista en el centro de día para adultos con discapacidad Los Girasoles. A lo largo de su formación, expuso sus pinturas y sus performances en espacios culturales como el Museo Nacional de La Plata, El Andén, en San Telmo, en la Galería de Arte Mucha o en la Facultad de Arte de la Unicén.

En 2011, de regreso a Tandil. Suzie brindó un taller de artes plásticas en el barrio el tropezón y comenzó su propio emprendimiento artesanal, la casa taller Wabi-Sabi, donde realiza piezas de cerámica únicas y busca encontrar la belleza en la imperfección. Además, su amor por los animales y la necesidad de actuar para cambiar la realidad la llevaron a generar la ONG proteccionista animal Patitas Perdidas Tandil y a formar parte de Copecos, la Comisión Permanente de Control y Seguimiento de la Ordenanza 7028. Durante una tarde tranquila en la Feria Artesanal del Dique, donde está todos los fines de semana, Suzie se prestó al juego y respondió las preguntas de El Eco de Tandil.

1) El mejor café: El de mi vieja.
2) El mejor consejo que le han dado: No te sientas vencido, ni aun vencido.
3) La banda de sonido de una película: Gato negro, gato blanco, de Emir Kusturica.
4) La reunión ideal: Con amigos.
5) Tiempo perdido: Esperar.
6) Tiempo valioso: Generando conciencia.
7) Un actor: Bill Murray.
8) Un amigo: Dos, Nadia y Garra.
9) Un amor: Gioni.
10) Un animal: Perro.
11) Un artista plástico: Toulouse Lautrec.
12) Un auto: “El 12”.
13) Un color: Azul.
14) Un conductor de televisión: Jorgito Rial.
15) Un disco: Lobo Suelto.
16) Un enemigo: Munrra.
17) Un escritor: Haruki Murakami.
18) Un ideal: Que los humanos nos demos cuenta que los animales sufren al igual que nosotros.
19) Un juego o juguete: Los dados.
20) Un legado: No dejar de hacer nada por pensar que es poco lo que se puede hacer.
21) Un libro: Tokio blues.
22) Un lugar: El río con sol.
23) Un proyecto: Patitas Perdidas Tandil.
24) Un recuerdo: Las plantas de mis abuelos.
25) Un referente: Mis viejos.
26) Un sabor: Capuchino.
27) Un sueño: Terminar nuestra casa con nuestras propias manos.
28) Un viaje: Cuba y tomar ron.
29) Una actriz: Cecilia Roth.
30) Una banda extranjera: Janis Joplin.
31) Una banda nacional: Mercedes Sosa.
32) Una bebida: Gin Tonic.
33) Una cábala: ¡Si dormís con medias, dormís con el diablo!
34) Una canción: Celador de Sueños.
35) Una causa: Luchas para que se termine el maltrato animal.
36) Una cuenta pendiente: Aprender a cantar.
37) Una época: Ahora.
38) Una estación: Primavera.
39) Una fecha: 18/08/79.
40) Una flor: Jazmín.
41) Una fragancia: Gardeña.
42) Una fruta: Cereza.
43) Una obligación: Mis perros.
44) Una obra de teatro: El fantasma de la ópera.
45) Una película: Laberinto.
46) Una posibilidad: Que me enoje si me decís “Lo que vos tendrías que hacer”.
47) Una pregunta: Y vos, ¿qué estás haciendo?
48) Una prenda de vestir: Palazo.
49) Una tradición: Los ñoquis del 29.
50) Una utopía: Que no haya más perros atados, ignorados, sin poder librarse del abandono. Que no haya más caballos atados a carros que solo los pueden mover a latigazos. Que no haya más vacas encerradas en firlot viviendo una vida miserable sin sol ni pasto, sin poder dar dos pasos. Que cierren los zoológicos y los padres dejen de llevar a sus hijos a mostrarles animales tristes encerrados fuera de su habitad natural. Eso no es educación ni amor. Que los humanos nos demos cuenta de una vez por todas que ellos sufren y les duele el dolor al igual que a nosotros. Que no haya más maltrato a ningún ser, tanto humanos como a animales.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario