Hoy se conocerá el veredicto en el juicio por apremios contra un ex jefe policial

Luego de la extensa jornada de alegatos vivida el pasado jueves, hoy a las 11 se dará a conocer la decisión del magistrado que interviene en el juicio oral y público llevado adelante por el delito de apremios sufrido por el joven Rolando Sotes.
El único imputado en el caso es quien fue titular de la Seccional Segunda local al momento de los hechos denunciados, el capitán Juan Andrés Yeffal, ya que la fiscalía y el particular damnificado resolvieron levantar la acusación contra el otro oficial acusado en la etapa de instrucción, el subinspector Reynaldo Ezequiel Fernández.
Durante su alegato acusatorio, el fiscal  Agustín Echevarría pidió una condena de dos años y cuatro meses de prisión condicional para Yeffal, al considerar que había incurrido en los delitos de ?Apremios y vejámenes?, criterio que fue coincidente con el sostenido por el abogado César Sivo, que actuó como particular damnificado, en representación de los padres de Rolando Sotes.
Sin embargo, el abogado nativo de Tandil y titular de un afamado estudio marplatense pidió una condena a tres años de prisión.
La defensa de Yeffal estuvo a cargo del abogado oficial Diego Araujo, que señaló que no existen pruebas para condenar a su representado, destacó las contradicciones en que incurrieron los testigos y entendió que el ex jefe debe ser absuelto.
Subsidiariamente pidió el mínimo de la condena prevista para dicha tipificación legal.
En tanto, el segundo implicado, el oficial Reynaldo Ezequiel Fernández, no fue acusado al entender que no hubo elementos que permitieran sostener la imputación, por lo que su abogado, Marcelo Argeri, pidió la absolución.

El caso

Los hechos ventilados, a criterio de la fiscalía, sucedieron el 24 de enero de 2005, a las 22.30, cuando Rolando Ariel Sotes estaba alojado en el sector de celdas de aislamiento (buzones) de la Seccional Segunda.
El joven accedió al pasillo y violentó candados de la puerta del patio de calabozos, tras lo cual fue reducido por efectivos de Infantería especialmente convocados.
Se acusa a Yeffal de golpear ilegalmente a Sotes, mientras decía ?supuestas palabras tranquilizadoras?.
Para la acusación, el fiscal se basó en los testimonios de cuatro detenidos y un policía, cuya credibilidad fue destacada por el representante del ministerio público y el particular damnificado, mientras que la defensa de Yeffal negó todas y cada una de las conclusiones planteadas por el fiscal.
Para Araujo, debe dictarse ?la libre absolución de Yeffal en el entendimiento de que la prueba es claramente insuficiente para acreditar el hecho?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario