Hoy se estrena “Puré de Alejandro” en Bajosuelo

Poemas e historia de cómo los tiempos se hacen cercanos, cómo los 80 marcaron a una generación, que fue y es tan vasta como creativa, amplia, rica, cercana y lejana al mismo tiempo.

-Cuéntenos sobre “Puré de Alejandro”.
-Está basado en pasajes del humorista Alejandro Urdapilleta, que estuvo con Batato Barea, Humberto Tortonese, gente muy talentosa y los textos sacados del libro “Vagones que transportan humo”. El trabajó mucho en paracultural y por eso quisimos hacerlo como homenaje. También es como que queremos recuperar toda esa época.
-¿Cuándo comenzó a hacer teatro?
-En los noventa, surgido de la Escuela Superior de Teatro, ahora Facultad de Arte de la Unicén, donde me formé. Lo que hicimos con Gustavo Lazarte fue elegir algunas poesías. La semilla se sembró cuando murió Alejandro Urdapilleta en 2013. Y “Vagones…”, fue un libro que siempre me acompañó y me había gustado como actor. Admiraba a Alejandro también por su forma de escribir. Y fue un golpe cuando murió porque como actor tenía el sueño de poder trabajar con él en algún momento. Era mi referente en la actuación.
-¿Qué pasó luego?
-Por cuestiones de la vida y del trabajo el proyecto se fue posponiendo y en octubre pasado dijimos “vamos a hacerlo”. Y como tengo un emprendimiento personal llamado Teatro de Valija, nacido con este proyecto, y que se trata de hacer unipersonales instalándome en el lugar donde los presento y me pareció que el flaco (Lazarte) le iba a dar un vuelo especial, tiene mi edad, sabe de lo que estoy hablando y lo planteado por Urdapilleta es más o menos lo que les pasa a todos.
-¿Cuánto duró la preparación?
-Estos meses posteriores donde al principio hablábamos mucho por teléfono, face, whatsapp y en enero volví a Tandil a instalarme después de 18 años. Ya que estuve catorce en La Universidad de La Plata haciendo talleres con un actor que me interesa mucho, el “Colorado” Barruti. En Buenos Aires trabajo en tele, en cine, hago mi vida como todo actor.

“Después de la publicidad
comenzaron a llamarme”

-¿Qué le dejó la publicidad de “Moscardelli”?
-Cuando me fui de acá lo hice con el sueño de hacer cine y se me negó en ese momento. Comencé en Sorpresa y Media con Los Prepu que me dieron una mano muy grande y siempre estaré agradecido. Hacía cada tanto algo en tele, pero del cine no me llamaban. Después de la publicidad de “Moscardelli” me empezaron a llamar y fui haciendo cada vez papeles más grandes. Hace poco se estrenó “El muerto cuenta su historia” de Fabián Forte y digo “mirá en la película que estoy y haciendo un cine que me gusta, del tipo fantástico, de terror”. Eso me dejó y también un poco de popularidad para que la gente me llame y me convoque. Y la posibilidad de encarar mi propia compañía. Y una forma de despedirme de la publicidad, ya que estaba como encasillado. Estoy agradecido pero hice muchos comerciales y necesitaba encarar la profesión por el teatro.
-¿Cómo invita al público a ver su unipersonal?
-Aunque la gente no conozca a Alejandro Urdapilleta va a escuchar unos textos hermosos, con momentos divertidos, poéticos y también con la posibilidad de reencontrarme con la gente que iba a ver los espectáculos que hacíamos en los noventa. Era como una deuda que tenía, esto de volver. La obra dura cincuenta minutos y realmente está muy linda y ya la estuvimos mostrando esta semana para ver qué pasaba y estamos muy contentos por las devoluciones.
-¿Qué le pareció Bajosuelo?
-Me llamó mucho la atención. Tiene un muy buen nivel de cartelera, está hermoso, es muy cálido. Y pensé que estaba bueno ser parte de esta programación y que la gente conozca el teatro.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario