Hoy se realizará la beatificación del cura Brochero con participación tandilense

Esto dijo: “Para nosotros es algo importante saber que un hombre puede ser santo, pero no sólo porque se destaca, sino por haber seguido el Evangelio con toda fidelidad. Su opción fue clara, sin desobedecer a las autoridades planteó la necesidad de adecuar el Evangelio a la situación real e iba a lugares inhóspitos donde el Evangelio no llegaba y lo hacía con su presencia y viendo cómo era la gente, adecuaba sus respuestas al modo de vivir de esas personas. Y no era fácil porque uno tiene ciertos esquemas en la cabeza y cuando se encuentra con una realidad distinta se da cuenta de que lo que le enseñaron si bien es válido, tiene que transmitir lo esencial, pero cambiando el modo y la manera de poder interpretarlo”, señaló el religioso.

Luego se refirió a la historia de Santos Guayama: “Era un criminal que terminó rezando en sus brazos y pidiendo por él. Y su vida siempre fue así y estuvo signada por situaciones de este tipo, donde se jugaba la vida entera, porque el contagio de su enfermedad es producto de atender a los leprosos”, puntualizó Troncoso.

Por otro lado, reconoció que “la beatificación es el camino a la santidad. Para nosotros el que comience este proceso está muy bueno, aunque aún faltando otro milagro ya lo consideramos un santo, agregando, se habla de una partición multitudinaria de más de 200 mil personas y al parecer se han modificado algunos temas técnicos para que todos podamos ver la ceremonia en la medida de las posibilidades”.

 

La historia de beato

José Gabriel del Rosario Brochero nació en 1840 en las Sierras Chicas de la provincia mediterránea argentina. Murió en 1914, leproso y ciego. Su misión la desarrolló a lomo de mula. Fue incansable en el rescate de las almas de una población serrana muy pobre, aislada y olvidada, y librada al estrago del alcoholismo y la violencia. El cura Brochero, como se lo conoce popularmente, dejó una huella imborrable en el bello paisaje de Traslasierra: con la ayuda de sus "ovejas", construyó caminos, escuelas, capillas, oficinas de correos y una casa de ejercicios espirituales en la Villa del Tránsito, hoy llamada Villa Cura Brochero, en su honor.

El viaje a Roma

El padre Raúl está viajando este domingo a Roma para tener un encuentro con Francisco. Esto contó: “Tenemos una relación de hace mucho tiempo, hemos  hablado de tantas cosas, especialmente todo lo que tiene que ver con lo religioso. Cuando salió la posibilidad de ir, se hicieron los trámites que se hacen normalmente a través del Obispado. Francisco fijó el día, será el 24 a las 6.30 de la mañana y voy a estar concelebrando misa con él. Luego aprovecharemos para hablar de cosas religiosas del país. Además va a viajar otro sacerdote que es quien lo asesoró en todo lo que es el documento de Aparecida. Y lo que se dice allí es lo que él hace, simplicidad y trabajo profundo de los valores religiosos”.

Acerca de la estadía en Roma agregó: “Vamos a parar en la casa de los jesuitas. Estoy emocionado y feliz y he preparado cosas para comunicarle, ya que algo nos va a preguntar y el hecho de acompañarlo, compartirlo y el apoyo mutuo ayuda a seguir construyendo el Reino de Dios”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario