Hoy se realizará una actividad de arcángeles

Cada arcángel está representado en un mandala, cuya geometría sagrada representa portales de sanación acorde a cada enfoque del amor divino.
Durante cada encuentro (que se repetirán hasta noviembre) se tendrá la posibilidad de conocer a cada uno de los arcángeles, cuáles son sus asociaciones físicas, asociaciones emocionales, mentales y espirituales, se realizará una meditación e invocación del ser angélico y se abrirá un espacio para que cada ser realice su propio diseño, mandala de sanación que lo acompañara durante el trabajo personal hasta el próximo encuentro.
Es necesario llevar lápices de colores, fibras, crayones, mantas, colchonetas (si tienen) y almohadones, para estar cómodos.
-¿De qué se tratan estos encuentros?
Natalia Menchón: -Los encuentros íntimos y de sanación con los arcángeles son un espacio creado donde, a través de las distintas entidades angélicas, podremos ir acercándonos más al conocimiento del amor divino.
Se realizarán siete encuentros y, en cada uno de ellos, tendremos la posibilidad de conocer a los arcángeles, descubriendo el color de su rayo, sus afecciones físicas, mentales, emocionales y espirituales en el ser humano.
-¿Cómo se te ocurrió combinar el tema de los arcángeles con mandalas y tu arte?
N.M: -El mandala es una expresión muy antigua de adoración a distintas divinidades del mundo. Por medio de diseños circulares y cuidadosas geometrías, el ser humano fue realizando diferentes portales de adoración y oración a sus divinidades. Además, los mandalas son expresiones circulares que centran y concentran aspectos diferentes de nuestro ser, de nuestro verdadero yo. Son manifestaciones puras, sin roles, interpretaciones e intenciones. Simplemente son lo que son y reflejan a quien los está creando.
En este sentido, muchos aspectos del mandala se pueden relacionar con los arcángeles porque ellos son entidades puras de amor divino, sin intenciones, roles e interpretaciones. Ellos toman y reflejan un aspecto del amor divino y lo entregan a los seres humanos tal cual es, sin distorsión alguna.
Por eso no resultó complejo combinar el mandala con las entidades angélicas. Estas geometrías sagradas combinadas y los colores empleados para cada entidad surgieron de manera caprichosa y, casi diría, de forma inconsciente, porque simplemente pasé imágenes que surgían de la luz interior al plano, fue el producto de horas de meditaciones e invocaciones a cada entidad.

Conceptos importantes
-¿Por qué se habla de sanación en la propuesta?
N.M: -Toda la vida me sentí atraída por la geometría en las obras de arte. En algunas de mis obras pude plasmar parte de esta fascinación, siempre me acercaba a ella como un juego y la combinación de los colores con las formas que surgían me provocaba un momento único e irrepetible en el instante que lo estaba creando. Era un juego que me permitía ser yo misma sin importarme nada más.
Después de pasar unos duros años de sentirme inmóvil e invalidada en varios aspectos de mi vida, presa de una enfermedad, entre otras cosas, dejé de pintar.
-¿Y qué hiciste?
N.M: -Esta batalla conmigo misma me hizo buscar caminos alternativos en cuanto a la medicina. Las diferentes direcciones me introdujeron en terrenos desconocidos y no tan desconocidos por mi ser, sorprendiéndome en muchas horas de meditación y reiki.
-¿Y qué sucedió en ese momento?
N.M: -Fue en estos momentos de la vida que me encontré realizando diseños circulares con geometrías muy particulares y colores específicos. Realmente no sabía qué estaba haciendo hasta que, por medio de talleres, lecturas y peldaños fui transcurriendo en esta ascensión espiritual y comenzaron a aclararse y tomar significado cada uno de mis apuntes. De esta manera dejaron de ser simples diseños sin sentido, para transformarse en portales de sanación puros.
-¿De qué modo?
N.M: -Comencé a comprender que la geometría y su significado, el color empleado y la entidad angélica tenían íntima relación. Sin dudarlo, me di cuenta que estaba dibujando a los arcángeles, no desde sus íconos conocidos tradicionalmente en la tercera dimensión, sino desde una nueva dimensión. Fue así que sentí la necesidad de realizarlos en grandes tamaños y mostrarlos, porque cada arcángel es capaz de llegar al ser humano, transformarlo y sanarlo según el aspecto del amor divino que le corresponde. Esto se dará simplemente si cada uno de los seres permite que estas entidades lo penetren, transformen e iluminen.
Momento introspectivo
-¿Quien participará de la meditación?
N.M: -La meditación la harán todos aquellos que participen en los encuentros. Será guiada por mí y acompañada por sonidos y música acorde a las entidades que se invocarán.
Será un momento de profunda paz interior, de apertura y aceptación de los diferentes aspectos del amor divino que se irán desarrollando de manera progresiva e individual en el interior de cada ser.
-¿Quiénes pueden participar?
N.M: -En estos encuentros pueden participar todos aquellos que lo sientan de corazón. No hacen falta conocimientos ni saberes previos. Simplemente hace falta querer conocer y acercarse un poco más a la energía angélica.
-¿Cómo será la dinámica de trabajo?
N.M: -Serán encuentros cada 15 ó 20 días aproximadamente. Tiempo pensado y respetado para que cada ser pueda incorporar, sanar, equilibrar la energía angélica trabajada.

Las fechas
• Primer encuentro: Arcángel Miguel, hoy.
• Segundo encuentro: Arcángel Jofiel, 26 de agosto.
• Tercer encuentro: Arcángel Chamuel, 9 de septiembre.
• Cuarto encuentro: Arcángel Gabriel, 23 de septiembre.
• Quinto encuentro: Arcángel Rafael, 7 de octubre.
• Sexto encuentro: Arcángel Uriel, 21 de octubre.
• Séptimo encuentro: Arcángel Zadquiel, 4 de noviembre.

Posibilidades en los encuentros
• Conocer a los arcángeles y sus asociaciones físicas, emocionales, mentales y espirituales en cada ser.
• Se realizará una meditación e invocación del ser angélico.
• Debido a que cada arcángel se manifiesta de manera personal y particular, se abrirá un espacio donde se realice un diseño, mandala o escrito que lo acompañará durante el trabajo personal hasta el próximo encuentro.

La coordinadora
Natalia Menchón, artista plástica. Profesora de pintura. Profesora en educación inicial y maestra nacional de dibujo. Reikista I, II, III nivel. Lectora de registros akáshicos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario