Hugo Escribano se jubila pero seguirá en la gestión ad honorem

Con más de dos décadas en la función pública, y su característica forma de hacer política, Hugo Escribano iniciará una nueva etapa. Mientras se desempeña al frente de la Dirección de Gestión de Parque Automotor comenzará con los trámites jubilatorios pero no se despedirá del cargo: “El Intendente me pidió que siguiera, no quiere que me vaya y para mí es un premio. Me voy a quedar trabajando ad honorem, acompañándolo estos cuatro años que le quedan”, confirmó el ex concejal.
Aceptó el pedido para devolverle a su partido y a los vecinos de Tandil “todo lo que me han dado” pero también para seguir “al lado de un Intendente que merece que apoyemos su gestión”.
De profesión chapista y militante de la Unión Cívica Radical desde joven tuvo un breve paso durante la gestión de Américo Reynoso, y en 1985 renunció para volver a su actividad privada.
Sin embargo diez años después recibió un nuevo ofrecimiento, esta vez como aspirante al Concejo Deliberante en la lista que llevó a Carlos Fernández, actual vicepresidente primero del Senado de la Provincia de Buenos Aires, como candidato a intendente.
En diciembre de 2011 se retiró y se convirtió en el poseedor de un récord provincial que aún no fue superado al completar 16 años ininterrumpidos (cuatro mandatos) como edil.
Su paso por el primer piso de la sede de Gobierno será recordado por su capacidad para atender reclamos e inquietudes de los vecinos. Durante esos años fue el más requerido y según su cálculo, llegaba a atender a más de 200 personas por mes.
Además, por la confianza depositada, Escribano y Juan Pablo Frolik en el último tiempo fueron las únicas dos personas que asumieron la intendencia de manera interina durante los doce años de gestión de Miguel Lunghi.
Cumplidos sus cuatro períodos como legislador con dedicación full time el por entonces secretario de Economía, Gastón Morando, le ofreció hacerse cargo de la Dirección de Gestión de Parque Automotor.
Desde 2011 y hasta la actualidad trabaja en las oficinas ubicadas en el ex Banco Hipotecario pero sin dejar de recorrer las calles que le permiten un trato y contacto único con los vecinos de la ciudad.
Fue hace 20 días aproximadamente que le comunicó su retiro al Intendente, que lo persuadió para continuar. “¿Se puede?”, le preguntó en aquel momento. Y la respuesta fue afirmativa. “Cuando llegue la jubilación se hará el decreto para incorporarme ad honorem”, explicó en una entrevista con El Eco de Tandil.
Su sentimiento va más allá del mero trámite administrativo. “Decirme que me necesita es un premio y lo acompañaré hasta lo último, hasta que me dé el físico”.

Sus inicios en la
gestión pública

Militante de la Unión Cívica Radical desde joven su primer contacto con la gestión pública fue 1983, con el regreso de la democracia y la victoria de Raúl Alfonsín en la Nación y de Américo Reynoso en la ciudad.
Tras rechazar integrar la lista como concejal el flamante intendente lo convocó para la Dirección de Servicios, que si bien se presentaba como un desafío entendió que “lo podía hacer bien” y aceptó. “Le pregunté ‘qué es lo que tengo que hacer’ porque ahora se acostumbra a preguntar ‘cuánto voy a ganar’”, recordó y marcó la primera diferencia con el viejo modo de hacer política.
“Uno de los mejores políticos que tuvo la ciudad y el país, Juan Carlos Pugliese, me decía ‘siempre en el trabajo que te dan tenés que trabajar para ser el mejor pero nunca te lo creas”, recordó y el consejo lo mantiene siempre presente, más aún cuando recibe ofrecimientos.
Tras dos años al frente del área, en 1985 presentó su renuncia frente a diferencias con otros funcionarios por lo que retomó a su actividad privada, al trabajo en su taller.

En el Concejo

En 1995 asumió su primer mandato en el Concejo Deliberante, para lo cual dejó todo para dedicarse de lleno en el nuevo desafío.
Recordó esos años de mucho trabajo en proyectos concretos pero también atribuyó su función a priorizar las demandas que a diario recibía mientras se encontraba en el primer piso de la sede de gobierno, que intercaló con permanentes salidas para recorrer la ciudad.
“Trabajar para la gente, cuando uno asume una responsabilidad, es lo que corresponde. Y a eso me dediqué”, ratificó sobre su impronta, que no representa “un mérito sino una obligación”.
Defendió cada una de sus postulaciones que lo llevaron a mantenerse durante muchos años en el Deliberativo al señalar que llegaba a la lista tras imponerse en las internas. “El dedo en política hay que usarlo para la guía telefónica y no para poner gente; los lugares se ganan”, definió Escribano.
Recordó la interna abierta de 2003 y el apoyo a Miguel Lunghi como candidato a intendente, lista que acompañó como primer aspirante al Concejo. “Y desde ahí estoy al lado de Miguel”, dijo. u
>>>NOTA SECUNDARIA<<<

LA DIRECCION DE GESTION DE PARQUE AUTOMOTOR

El área justa

En diciembre de 2011 se despidió del Concejo Deliberante y su conocimiento en la materia le valió un ofrecimiento para dirigir el área que administra el parque automotor del Municipio integrado por más de 300 vehículos.
En su primer contacto con la realidad del área implementó un cambio en el sistema y realizó, junto a su secretaria Cecilia Díaz, un trabajo minucioso que derivó en la elaboración de una “historia clínica” de cada unidad para controlar el estado actual.
La nueva lógica de funcionamiento le permitió optimizar los recursos asignados bajo una premisa que permite diferenciar si cada pedido de arreglo es real, para lo cual se respalda en sus cinco décadas como tallerista. “Se hace un control de las reparaciones de los vehículos y eso representa un ahorro significativo”, valoró sobre una tarea que lleva adelante desde hace cuatro años “con éxito”.
“Es el área justa para mí porque desde los 13 años estuve relacionado con los vehículos, primero como empleado y después como propietario”, definió.
En ese esquema destacó el trabajo conjunto con otras direcciones en la persecución de un mismo objetivo. u
>>>RECUADRO<<<

POR LA RECUPERACION DEL RADICALISMO

“No respondí a lo que hizo
el partido porque no lo siento”

Mientras cumple con su tarea al frente de la Dirección dependiente de la Secretaría de Economía Escribano perseguirá con firmeza el mismo propósito: “Recuperar el radicalismo”, a lo que sumó trabajar para “instalar un nuevo intendente” frente a lo que se viene
El descontento por la actualidad del centenario partido –que desde hace años intenta alianzas con otros espacios- lo llevó a rechazar el acuerdo sellado con el PRO y con la Coalición Cívica y a mantenerse “a un costado”. De allí que no se lo haya visto activamente participando de las actividades de campaña. “Estuve recorriendo las calles”, justificó.

“No lo voté”

“No lo apoyé y tampoco lo voté”, confesó sobre el frente y el candidato que se convirtió en presidente, Mauricio Macri.
En ese sentido se retrotrajo a la convención nacional de la UCR en Gualeguaychú donde se escucharon las propuestas para las elecciones y se mostró a favor del planteo realizado por Lunghi de llevar la lista con radicales. “Pero ganó la mayoría”, expresó.
“Y saqué un poco los pies del plato, no respondí a lo que hizo el radicalismo porque no lo siento”, reveló el ex concejal, que no obstante ratificó que “como demócrata que soy apoyaré a Cambiemos y que termine su mandato. A nosotros la derecha nos volteó dos gobiernos”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario