Independiente tuvo un cierre poco feliz

Independiente debutó con una derrota en la temporada 2008/09 de la Liga Nacional B de básquetbol, cayendo por 87 a 81 ante Jorge Newbery de Carmen de Patagones, anoche en el polideportivo Duggan Martignoni, por la primera fecha de la Zona Sur.
La escuadra rojinegra, en el marco de un juego muy equilibrado en todo su desarrollo, se vio arriba en el score durante un prolongado lapso, pero su merma en el parcial más importante lo terminó condenando a quedarse con las manos vacías.
Pese a adolecer de desbarajustes propios de un debut, el elenco de Zulberti se las arregló para llegar con óptimas posibilidades a los 10? finales, pero en ese tramo, al obnubilarse en el costado ofensivo y sufrir la puntería de su adversario, terminó resignando sus chances.
Desde el salto inicial, el trámite fue nivelado. Independiente expuso como su mejor arma en el comienzo las apariciones de Sánchez, que encontró 10 de sus 12 puntos en el cuarto abridor, ofreciendo en la noche una producción de mayor a menor (terminó con 1/9 en triples).
Fue a través de los lanzamientos perimetrales (6/11 en el primer cuarto) que el dueño de casa sostenía su ofensiva, dado que su adversario supo cerrarle los caminos en las adyacencias del cesto.
Del otro lado, la consigna era inversa. Desde el perímetro no existió puntería, pero cerca del aro España y sobre todo Bianco, de enorme segundo cuarto (17 puntos), se las ingeniaron para dejar su huella. Además, Beltramella hizo valer su sapiencia a la hora de penetrar la defensa rojinegra, ya sea para anotar o descargar.
Por momentos, Independiente amenazaba con distanciarse en el marcador, pero su irregularidad lo privó de conseguirlo.
Es que en el segundo segmento su rival ajustó la defensa. Le impidió tomar lanzamientos cómodos desde más allá de los 6,25 (2/5), además supo cerrar el camino de las penetraciones y maniatar a los internos locales.
De todas maneras, el buen ingreso de Maglia y Mateo le permitió a Independiente irse al descanso largo con ventaja mínima (48-47).
El trámite no se destrabó en el tercer parcial. En la visita se encendió una luz de alarma cuando Bianco, el mejor hombre de la cancha en la primera mitad, debió sentarse por acumulación de faltas.
No obstante, los de Buzzo dispusieron de otras variantes para mantenerse a raya. Beltramella, algo desvaído en el segundo parcial, volvió a hacerse cargo de la ofensiva y estuvo bien secundado por Pereyra.
A la hora de contrarrestarlo, Independiente respondió con el mejor pasaje de Trapote, pero siguió careciendo de gol exterior (1/7 en triples). Pese a ello, a través de buenas secuencias defensivas, pudo sacar la máxima con un doble bombeado de García Barros (67-60).
Pero la tendencia sería efímera. Jorge Newbery descontó antes de llegar al último descanso, entrando apenas un doble abajo al parcial epilogante.
En él, el visitante se mostró mucho más lúcido y por eso se llevó el juego. Para ello, fueron determinantes López Cerdán y Sandón. El primero de ellos con conversiones muy oportunas y el base sustituto desplegando una conducción impecable y clavando un par de bombazos.
A esa altura el rojinegro era un manojo de nervios. Como veía que el juego se le escurría, intentó torcer el rumbo con los tiros lejanos, esos que sólo le dieron rédito en el primer cuarto.
Y cuando se imponía la frialdad para resolver esa situación crítica, todo fue desconcierto. Hartstock nunca encontró el aro, Sánchez trató empecinadamente de dar vuelta el partido por sus propios medios y sólo consiguió redondear una noche aciaga, a Trapote ya no le llegó limpio el balón y Andrizzi tampoco emergió en el epílogo.
Cuando todo parecía perdido, García Barros encestó un triple que levantó al Duggan Martignoni, poniendo 84-81 a sólo segundos del cierre. Y más tarde, el rionegrino tuvo la chance de reducir a dos puntos el margen pero falló desde la línea en sendas ocasiones.
Así expiró la última chance del elenco tandilense que estuvo cerca de comenzar la temporada con una sonrisa, pero terminó masticando bronca por un último cuarto para el olvido y ciertas falencias exhibidas durante todo el juego.

El resto

Se disputaron anoche los otros tres partidos correspondientes a la primera fecha de la Zona Sur de la Liga Nacional B, registrándose en ellos todas victorias locales.
Unión Vecinal de La Plata dio cuenta de Huracán de Trelew por 77 a 76; Ciudad de Puerto Madryn doblegó a Ciudad de Bragado por 90 a 83, luego de igualar en 72 al cabo de los 40?; y El Sureño Universitario de Río Grande se impuso por 96 a 93 a Atlético Regina de Villa Regina.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario