Indignación e impotencia

Señor Director:

                     El motivo de esta carta es para hacer público un tema que me indigna y me da mucha impotencia.

                     Los días lunes y viernes de la semana pasada me dirigia a las 21.45 hacia el Club Hípico a jugar a la paleta y como todas las semanas me encuentro por la calle Mitre, entre 11 de Septiembre y Roca, al camión de la basura, con toda una parcimonia y por el medio de la calle sin poder circular ningún vehiculo por ninguno de los dos costados del camión.
Esto no es todo: el camión comenzó a compactar la basura por lo tanto estuvimos un buen rato parados ahí.
Al avanzar el camión unos metros, traté de sobrepasarlo por un costado, en ese momento uno de los recolectores que van atrás me tiró una bolsa de basura sobre el capot del coche. Obviamente, bajé el vidrio y al preguntarle a este señor por qué hacía esto me dijo: “hago lo que se me antoja, y si tenés problemas bajate y te recag…. a trompadas; cuando andamos nosotros mandamos nosotros?.
Esa fue la respuesta de este empleado municipal prepotente, altanero y creyéndose dueño de la calle cruzando el camión para que nadie pase, siendo que pueden acercar el camión a la vereda y hacer tranquilamente ahí a la compactación de los residuos.
De más está decir la impotencia que sentí en ese momento. Agradezco que detrás de mi había unos cinco coches más y de dos se bajaron los conductores para decirle que se dejara de j…. y siguiera con lo suyo así nosotros podíamos continuar circulando. Ahí calmó y pegando unos gritos se subió al camión y salieron.
Yo no creo que las autoridades municipales estén al tanto de estas cosas, si no lo están yo les pido que salgan en sus coches de noche y van a ver como se comportan estos “señores” patoteros.
Desde ya le agradezco su tiempo para con mi mensaje y espero que las autoridades entendidas en el caso hagan algo.

Pablo G. Masari
DNI: 24.795.722

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario