Informes de médicos y psicólogos afirmaron que la menor dijo no recordar nada de la noche del hecho

Mientras los padres y el abogado siguen siendo protagonistas en medios capitalinos, difundiendo su versión de lo que entienden que sufrió la menor internada en Mar del Plata, la instrucción penal sigue avanzando en pos de determinar si existió delito contra la integridad física de la joven.

Hasta aquí, las fojas del expediente no hacen más que ratificar el rumbo de la primera de las hipótesis que la pesquisa tomó, sin descartar otras. Más testimonios ayer replicaron lo que ya otros jóvenes dijeron respecto a ninguna situación violenta, ni forzada, entre la menor y el joven con quien se la vio relacionándose. Uno, principalmente, declaró en la causa haber visto las relaciones sexuales consentidas que observó en la habitación de la planta alta de la casaquinta.

Sobre la “normal” relación que aducen los testigos, la más de veintena de testigos refiere que ni previo, ni posterior al acto sexual, que al menos tres jóvenes dijeron ver, nadie observó ninguna situación incómoda de la menor.

Más elementos

En otro orden, también se prevé para los próximos días ahondar en lo que hace al accidente rutero que derivó en la internación de la menor. Se tomará ampliación de declaración del joven que acompañaba en la caminata a la joven, como así también se harán peritajes que buscarán dilucidar con mayor certeza cómo ocurrió la embestida.

Informe médico

A la par de los testimonios incorporados a la causa (se aguardan por más la próxima semana), llegó a manos del fiscal un informe médico de los profesionales que atendieron a la paciente en Mar del Plata. El diagnóstico que trazaron arriba prácticamente a las mismas conclusiones de los médicos locales, en especial del médico forense.
Entonces, el informe de una junta médica marplatense coincide en que no hay signos, ni se registran lesiones tales que aludan a una violación.

De todas formas, como ya se detalló en ediciones pasadas, se prevé una serie de estudios más específicos en pos de profundizar los diagnósticos que hasta aquí llevaron a la pesquisa a inclinarse por la hipótesis diametralmente opuesta a lo que vocifera el abogado Maximiliano Orsini (cuestionó el accionar del fiscal, pero no tomó contacto con el expediente) como los propios padres y familiares de la menor.

El estado de salud de la menor

Una situación que preocupa y ocupa a los facultativos que atienden a la menor internada versa sobre el estado de salud de la misma, quien al decir de los médicos y psicólogos, si bien presenta una evolución de las heridas sufridas tras el accidente, surgen estados de amnesia que merecen su atención y seguimiento.
A más datos, en el propio informe médico se alude a seguir atentamente el cuadro ante posibles secuelas neurológicas que podría evidenciar la paciente. u

Lo que dijeron los psicólogos

Otro aporte relevante para la causa fue el informe que remitió el psicólogo dependiente del departamento judicial marplatense que, a requisito de la fiscalía local, mantuvo entrevista con los pares del centro asistencial como así también con la propia paciente.

Según reza el mismísimo informe, se encuentra con escasa, más bien nula contención familiar en su internación.
En efecto, el psicólogo plasma en su informe que no divisó ninguna presencia familiar durante el proceso de internación.

Independientemente de la apreciación colateral que hace al círculo íntimo de la paciente, lo más significativo alude a que en las horas en que lograron entrevistar a la menor, esta mantiene un estado confuso sobre lo que vivió aquel fin de semana.

En la oportunidad que tuvo para reseñar sobre aquella noche, la menor en ningún momento refirió el haber sido víctima de una violación, y que no recuerda casi nada de aquella noche. Solo que fue a una fiesta con sus amigas, pero no más.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario