Internet en todas las cosas: la tendencia que se viene para el 2014

Por José Di Bártolo 



Cepillos de dientes que tienen conexión bluetooth y que cada vez que lo usamos se conecta con una aplicación de nuestro celular o tablet para brindarnos un informe detallado de cómo nos cepillamos; artefactos de hogar con los que podemos chatear desde cualquier parte del mundo y nos contestan; televisores que se curvan con tan solo apretar un botón; tablets que vienen con dos sistemas operativos para seleccionar el que más nos gusta de acuerdo a nuestra actividad. La enumeración podría parecer futurista o irreal. Para nada de eso. Simplemente es una muestra de lo que se presentó día atrás en el CES (Consumer Electronic Show) en Las Vegas (Estados Unidos), la feria más importante de su tipo en el mundo.



Como cada año que se realiza la tradicional feria, los análisis abundan sobre las tendencias de “lo que se viene”. Aunque en esta edición la mayoría de las personas presentes coincidieron en un concepto: “Internet en todas las cosas”. Es decir, cada vez mayor conexión entre las cosas que usamos cotidianamente. Sea una prenda de vestir, un artefacto de cocina, una herramienta mecánica. Todo en todo. Esto es lo que ya está presente en muchos productos que se ofrecen en el mercado y lo que se acentuará en los próximos meses y años.



Cinco novedades para destacar



1. Kolibree, el cepillo de dientes “inteligente”. Artefacto de uso diario por la mayoría de las personas, el cepillo de dientes ahora tiene su apuesta a la conexión digital. Una empresa francesa decidió utilizar sensores dentro del mismo para que luego de realizada la acción del cepillado por cada persona, pueda pasar mediante conexión bluetooth los datos a una aplicación para celular o tablet que nos dirá: cómo nos cepillamos, qué porcentaje de la boca nos faltó alcanzar, cuántas bacterias eliminamos y así, muchos datos más. 



2. LG HomeChat. Una de las más comentadas en el “mundillo tecnológico”. Imagínese que está en su trabajo y quiere saber si hay un producto determinado en su heladera. Pero no hay nadie en su casa. Entonces a través de un mensaje de chat le pregunta (sí, leyó bien) le pregunta a su heladera si hay o no. Y su heladera le contesta. Esa idea que podría parecer futurista o descabellada para muchos, ya es realidad y es la idea que puso a la práctica la gente de LG con toda su gama de artefactos de hogar: desde heladeras, a robots de limpieza, cocinas, lavarropas, entre otros.



3. Asus Transformer Book Duet. Las tablets han ganado terreno en todo el mundo. Se calcula que el porcentaje de PC hogareñas o notebooks que se comprarán en unos años será muy inferior a la presencia de las citadas herramientas. Por eso la gente de Asus pensó en tres cosas: las notebooks aún siguen presentes, las tablets ganan terreno y los sistemas operativos

son cada vez más competitivos. Sintetizó los tres ítems en un producto. Una notebook que a la vez es tablet que a la vez “corre” con Android y Windows 8. 



4. BandTouch. Algo así como una banda de actividad es lo que presentó la gente de LG, definitivamente lanzada a pisar fuerte en el mercado. Pero no es como las anteriores bandas de actividad que solamente medían los pasos y las calorías pérdidas en una actividad física. Este particular gadget también hace las veces de “smartwatch”, ya que con su pequeño display (pantalla) nos notificará de llamadas entrantes, mensajes de textos, chats y notificaciones de redes sociales.



5. NotePro y TabPro. La gente de Samsung también apostó fuerte en el CES. Y dentro de todos los productos que presentaron, entre los que resalta un televisor que se curva con solo apretar un botón, sus nuevas tablets llamaron la atención. ¿Por qué? Por su “enorme” pantalla. Ambas versiones tienen pantallas de 12 pulgadas, 2 pulgadas más que las comunes que se ven hoy en los mercados. Además, “refrescaron” la visibilidad de su sistema Android para hacerlo más parecido a Windows 8 y así meterse de lleno en la lucha por el terreno corporativo.



Paradoja de ésta época



Internet de todas las cosas es algo que llega por decantación. Es tal la necesidad de las marcas de generar aplicaciones y herramientas, todas conectadas entre sí, y que después podemos sociabilizarlas con nuestros contactos, que los tiempos se acortaron en este sentido. 



Pero resulta paradójico lo que vemos a diario en las redes sociales, al menos en nuestro rol de usuarios: cientos de personas que pregonan la libertad absoluta, la desconexión total de la tecnología, frases de personas que no conocen que hablan de lo importante que es vivir la vida. Cualquiera que vea esto estaría seguro que las marcas tecnológicas están fallando en su mercado objetivo o que existe un doble discurso.



Seguramente las empresas de tecnología no fallan. Saben que hay un mercado en expansión y crecimiento basado en el consumo de lo último de lo último y que, a pesar de las “quejas” de muchos usuarios, después todos terminando apostando por las tecnologías que se presentan. 



Internet de todas las cosas plantea una paradoja interesante para los que pregonan desconexión y privacidad. ¿Estarán dispuestos a seguir con su planteo verbal? ¿O se volcarán, como seguramente ya lo hacen, por esta nueva tendencia? El tiempo dirá si todo es conectable. 

-Más información del mundo tecno, en Random, el blog de Tecnología de El Eco

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario