Investigan si policía de la ciudad protegía al “Hermano Raúl”

La causa por abuso sexual agravado que se inició contra Raúl Guerreño más conocido como “Hermano Raúl” y que derivó en su detención y alojamiento con prisión preventiva en la cárcel de Sierra Chica, amenaza con transformarse en un escándalo que termine descubriendo una red de protección policial hacia el “manosanta” rosarino radicado en Bolívar, que tanta aceptación tuvo en la zona durante el último tiempo.

La fiscal Julia María Sebastián mantiene un celoso hermetismo sobre el tema, empero desde el diario La Mañana de Bolívar trascendió que el juez Villamarín habría iniciado una causa por cohecho (coimas), como resultado de un intenso tráfico de información e influencias que se habría desatado, precisamente, ante la detención de Guerreño.

La fiscal Sebastián se mantiene muy firme en la decisión de llegar hasta el fondo de la cuestión. Sus propias investigaciones y contactos realizados con Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, serían las causas de al menos tres movimientos de jefes policiales que podrían convertirse en desafectaciones al servicio y/o traslados a otras jurisdicciones.

En tales movimientos estaría involucrado el jefe de la Sub DDI Bolívar, comisario Dante Ferrante, quien por estas horas habría sido directamente desafectado de la fuerza, en tanto que el jefe Departamental de 25 de Mayo, comisario mayor Abel Moussompes se habría tomado licencia por cuestiones personales, lo mismo que el jefe Distrital de Tandil, comisario Oscar Urruchúa. En este último caso se supo que este efectivo ya habría sido trasladado a la ciudad de Ayacucho donde estará a cargo de la academia de Policía Local.

Días atrás mediante un comunicado enviado a los medios Urruchúa explicaba que “no fue una decisión fácil, pero ha llegado el momento de buscar nuevos retos”, además de confirmar que estará al frente de la Academia de Policía de Prevención Local de Ayacucho donde indicó que “trataré de poner lo mejor de mi experiencia, tratando de impartir los lineamientos de moral y ética correctos para formar a los futuros oficiales”. De esta manera Oscar Urruchúa cerró su vínculo con Tandil, días antes que se conociera la investigación que se está llevando a cabo desde Bolívar producto de la detención del “Hermano Raúl”.

 

Procedimiento

 

El desencadenante de todo este proceso  fue el procedimiento que personal policial de la ciudad de Tandil llevó a cabo en el domicilio de la menor víctima del caso de abuso sexual por el que está imputado Guerreño. Se trató de una requisa para provocar un “informe socio ambiental” realizado en cumplimiento de un oficio emitido por la defensa de Guerreño. Tal procedimiento se habría llevado a cabo sin conocimiento ni participación del juez Villamarín ni de la fiscalía actuante. Precisamente la Unidad Fiscal de Investigación número 15 tomó a esta actuación policial lisa y llanamente como un “apriete”.

 

No declaro

 

Raúl Donato Guerreño, más conocido como el “Hermano Raúl”,  en tanto, fue trasladado desde el penal de Sierra Chica a Bolívar, donde fue indagado a la luz del artículo 308, imputado por “Abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por ministro de culto”, hecho del que habría resultado víctima una menor de 13 años y por el cual fue detenido el pasado jueves 5 de mayo.

Guerreño tras ser enviado a la comisaría de General Alvear, fue derivado a la Unidad 2 de Sierra Chica donde aguardará en calidad de procesado. Por este motivo, personal del Servicio Penitenciario Provincial se hizo cargo de su traslado hacia la Unidad Fiscal de Investigación 15 de Bolívar donde, según trascendió, se negó a declarar amparándose en garantías constitucionales.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario