Irureta, el protagonista

En reiteradas ocasiones, el golero de la Estación se lució para impedir la caída de su arco. En la más notable, se estiró hacia su izquierda para enviar al corner un cabezazo de Gigliotti.



Irureta, quien es hincha de Boca, recibió un solo gol y fue reemplazado en el minuto 14 de la segunda parte. En ese momento tuvo su mayor premio, al ser ovacionado por la repleta tribuna del Dámaso Latasa.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario