Jaite define el segundo singlista de Argentina

En ese contexto, el capitán del equipo Martín Jaite no confirmó al acompañante de "Pico", algo que deberá definir en horas debido a que hoy a las 12 (las 7 en la Argentina) se develará el misterio cuando se den a conocer los nombres de los protagonistas durante el sorteo del orden de juego de la serie.

La semifinal tiene un marcado favoritismo para los checos, actuales campeones de la Davis, que cuentan con un jugador de otro nivel como Tomas Berdych, quinto del ranking mundial, más un doblista de lujo como Radek Stepanek, flamante campeón del US Open en la especialidad.

Sin embargo, el misterio persiste de ambos lados, ya que los checos tendrán como líder a Berdych, rival el viernes de Mayer o Berlocq, mientras que entre Stepanek y Lukas Rosol surgirá el segundo singlista, el que se medirá mañana con el tandilense Mónaco.

Pese al hermetismo que prevaleció de uno y otro lado, el equipo argentino brindó algunos indicios que apuntarían a que el correntino Mayer sería finalmente el elegido para enfrentar a Berdych, de acuerdo a los tres días continuos de entrenamiento sobre la veloz superficie denominada Novacrylic Ultracushion System, de acuerdo con el nombre del material que la compone.

"Cuando supimos que íbamos a jugar contra los checos en indoor pensamos enseguida en Mayer. Entrenó muy bien, su juego es más agresivo que el de Berlocq y tiene un saque que lastima, pero aún no lo tenemos definido y primero lo sabrán los jugadores", reveló a Télam Mariano Zabaleta, el subcapitán tandilense del equipo argentino.

Zabaleta, ex tenista con pasado en la Davis, se prestó al diálogo luego de la práctica que efectuó la formación albiceleste en el imponente O2 Arena, en una jornada distinta en Praga, ya que el cielo amaneció nublado y la temperatura disminuyó unos 14 grados, lejos de los 29 que la gente pudo disfrutar el fin de semana.

El tandilense se cuidó de revelar quién va por delante en la carrera entre Mayer y Berlocq, pero adelantó que mantendrán una reunión con todo el equipo en la que comunicarán la decisión.

"No hay uno del que digas ‘éste tiene que jugar sí o sí’, ya que `Charly´ también está adaptado y creció mucho en su forma de jugar sobre este tipo de superficies, está claro que es un tenista más completo en la actualidad y antes jugaba únicamente sobre polvo de ladrillo", añadió Zabaleta.

El correntino, de 26 años, jugó siempre fuera del país en la Davis, primero en la derrota ante los checos por 3-2 en Ostrava, en 2009; y luego en el triunfo sobre Suecia en Estocolmo por 3-2 y en la victoria ante Rusia en Moscú también por 3-2, estos dos últimos en 2010.

Además, hace dos semanas perdió en cuatro sets en la segunda ronda del US Open ante el escocés Andy Murray y dejó una buena impresión.

Berlocq, por su parte, alcanzó la madurez tenística a los 30 años y fue el héroe argentino en los triunfos de este año ante Alemania y Francia, y además conquistó su primer torneo ATP en Bastad, Suecia.

Por el lado de los checos, el único seguro es Berdych, mientras que Stepanek jugará con seguridad el doble, luego de haberse consagrado el domingo en el US Open, en pareja con el indio Leander Paes.

Stepanek, de 34 años, fue operado a principios de este año de una hernia de disco de la cual le costó recuperarse y por eso el capitán checo Jaroslav Navratil duda entre incluirlo el viernes para enfrentar a Juan Mónaco, o directamente usarlo en el doble del sábado y tenerlo a mano sin tanto desgaste físico el domingo para un eventual quinto punto.

"Stepanek tiene mucha experiencia, es muy duro, mientras que Rosol se mueve cómodo sobre este tipo de canchas y fue clave en la serie anterior en la que no estuvo Berdych", recordó Zabaleta, en alusión al triunfo de los checos sobre Kazajstán de abril.

Lo concreto es que los europeos disponen de una serie de variantes en una eliminatoria en la que son claros favoritos, mientras que Argentina, sin un tenista con aura de estrella como Juan Martín Del Potro o David Nalbandian, erigió en líder a Mónaco y pretende mantener al resto motivado, con la ilusión de lograr un triunfo que sería equivalente a una hazaña deportiva. (Télam).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario