Jornada cultural en Tandil contra la trata de personas

Con la intención de visibilizar el delito de trata, alertar sobre formas de captación y romper mitos y prejuicios creados en torno de la trata tanto con fines de explotación sexual como laboral, la Mesa contra la Trata de Tandil, donde el Ministerio Público Fiscal tiene una activa participación, en conjunto con la Mesa de los barrios Villa Aguirre y San Cayetano, realizó días atrás una jornada cultural de concientización en la plaza situada en San Francisco y Basilico, de la localidad serrana.
 
La primera parte de la actividad fue la proyección del documental “Las rutas de la trata” y un fragmento de la película “Cáscara rota”. Luego del debate, los jóvenes se dirigieron al playón deportivo de la plaza, donde trabajaron en grupos. Ese fue el lugar donde algunas niñas contaron algunas experiencias vividas, y se charló sobre la realidad de las mujeres que son explotadas en los prostíbulos.
 
“El objetivo tuvo que ver con visibilizar la problemática de la trata. Que en los barrios de Tandil conozcan lo que es este delito y la importancia de tomar conciencia, no sólo por lo que implica el delito, sino también por la posibilidad de efectuar alguna denuncia”, explicó Mariano Landry, representante de la Fiscalía Federal de Tandil e integrante de la Mesa.
 
En este sentido, añadió: “Tanto en la trata con fines de explotación sexual como laboral, hay ciertas tolerancias a nivel mediático y social. La idea es romper con eso y tratar de cuestionarnos en lugar de naturalizar el tema: por qué tiene que ser normal que un pibe vaya a debutar en un privado; por qué tiene que ser normal que las condiciones de trabajo rural sean tan precarias, casi lindantes con la esclavitud en algunos casos”.
 
“Esta actividad –sostuvo- va en consonancia con la política que se propone desde la Procuración General de la Nación, con una línea de trabajo más cercana a los barrios, a la gente y los sectores más vulnerables. Con ese espíritu nosotros participamos de la Mesa e intentamos desarrollar actividades”.
 
De la actividad participó el fiscal federal de Tandil, Walter Romero, quien precisó que el nacimiento de la mesa –un año atrás-  “reflejaba una necesidad de articular entre diversos actores”. A partir de allí, con la iniciativa del Ministerio Público se armó el espacio, que se va consolidando con el correr de los meses.
 
Al referirse a los ejes de trabajo, habló de la necesidad de divulgar el fenómeno de la trata, y a su vez, tratar de llevar estas inquietudes desde el centro de la ciudad hacia los barrios. “Eso generará también un aporte de los sectores más vulnerables y más desprotegidos de la actividad del Estado. Generalmente se hacen actividades en el centro de la ciudad, y no tenemos en cuenta la dificultad para desplazarse y de acceso a la Justicia”, contempló. Y sumó: “Las redes de trata se nutren de los sectores más desprotegidos y más vulnerables”.
 
Romero explicó que el delito en su jurisdicción “no se ha agotado ni se ha extinguido”. “Lo que se observa claramente es la mutación de las redes prostibularias, hacia otras formas de captación y de actividad, porque se transforman en privados, en los casos de trata sexual”, precisó.
 
Y marcó como una preocupación de todos los actores que participan de la Mesa las dificultades a la hora de brindar a la víctima de trata una real asistencia: “En el abordaje de asistencia a las víctimas hay muchas dificultades”, señaló y dijo que es recurrente encontrar las mismas mujeres en distintos prostíbulos que se allanan.
 
Por último, Hernán Castro, de la Fiscalía Federal de Azul, quien integró activamente la Mesa contra la Trata de Tandil en su nacimiento, mencionó: “Uno de los desafíos que nos planteamos fue bajar a los barrios, lejos de los grandes eventos en el centro. La idea era poder concientizar a los jóvenes, que pueden ser los eventuales consumidores  o las eventuales víctimas”.
 
Como resultado del trabajo en grupo de los y las adolescentes que se acercaron a participar, se elaboraron afiches que sintetizaban distintas miradas sobre el delito de trata. Un grupo, por ejemplo, optó por un listado de advertencias para evitar caer como víctima de estas redes. Otro, hizo hincapié en las formas de difusión que como jóvenes pueden replicar. Y hubo quienes decidieron graficarlo: de un lado se leían consignas como “seres humanos, derechos humanos”, “personas no objetos” y “sociedad atenta”; del otro lado se dibujaron algunos billetes, un hombre con corbata, un ojo en llanto y cadenas. La frase que interrogaba decía: “¿De qué lado estás?”.
 
Integran la Mesa contra la Trata de Tandil, además del Ministerio Público Fiscal de la Nación, Renatea, Ministerio de Trabajo de la Nación, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Universidad Nacional del Centro, Foro de Promoción y Protección de los Derechos de las Mujeres, Biblioteca Popular de las Mujeres, Municipio de Tandil, y la Oficina de Asistencia a la Víctima de la Provincia.
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario