Julia Esquibel vuelve a subir a escena con su unipersonal “El amor es un cuento”

Mañana a las 20 en el teatro Bajosuelo, Rodríguez 457, Julia Esquibel repone su unipersonal de humor “El amor es un cuento”, un espectáculo de narración oral que nació en junio de 2014 en México, más precisamente en Chiapas.

Desde ese momento hasta el día de hoy ha tenido 80 funciones con un aproximado de 3.500 espectadores en espacios culturales de todo tipo. “Un espectáculo para reír de eso que nos pasa cuando nos enamoramos. Porque siempre es preferible reír, que llorar”, detalló Julia Esquibel en diálogo con El Eco de Tandil.

-¿De qué se trata la obra?

Julia Esquibel: -El espectáculo reúne relatos de diversos autores latinoamericanos sobre el amor. La selección y puesta en escena de los mismos está a cargo mío. Creo que es imposible contar historias que no nos atraviesen en algún punto o que toquen nuestras fibras sensibles. Ya sea que nos hagan reír, que nos den nostalgia, que nos entristezcan o que nos generen algún sentir.  El hilo conductor de los relatos es el humor, a excepción de uno de ellos que apela a otra calidad de amor, el amor de madre.

-¿Cuántas funciones llevaste adelante?

-Desde junio de 2014 a la fecha he realizado más de cien funciones. He tenido la suerte de presentar la obra en México, Guatemala, Nicaragua, San Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia y Venezuela. También en varias ciudades de por aquí, y hasta en General Pico, La Pampa en una hermosa sala llama Ruido y Nueces.

-¿Va mutando la obra a medida que pasan las funciones?

-Si, totalmente. Aún hoy sigo encontrándole nuevos detalles, sigo descubriendo cosas, imágenes que me divierten, que me conmueven. Los textos van haciéndose cada vez más carne y claro que te atraviesan de diferente manera, según cómo estés. Cada paso en la vida nos va transformando y así cambia el teatro que hacemos. La obra tiene la particularidad de tener muy en cuenta al público, no hay cuarta pared, por eso cada función es irrepetible.

-¿Por qué el público tendría que verla?

-En primera medida está bueno que la ciudad apoye la producción local. A veces solemos legitimar la producción porteña o lo que viene de afuera solo por el nombre del cartel y en Tandil hay mucho teatro, mucho laburo teatral. También creo que es muy importante acompañar a la nueva sala de nuestra ciudad, el teatro Bajosuelo, ya que es gente laburante y comprometida con la movida local.

Y en particular “El amor es un cuento” creo que es bastante cálido. Es un trabajo prolijo en el cual he puesto corazón y sudor, sobre todo en verano (risas). No se van a arrepentir, hasta ahora no me han exigido que les devuelva la entrada.

-Desde tu punto de vista, ¿cuál es la importancia de la narración y por qué la elegiste para tus espectáculos?

-Para mí la narración es un fuego que no debemos dejar apagar. El encuentro alrededor de la palabra y la historia, nos remite a la cueva, a nuestros antepasados. Pareciera que hoy  estamos gobernados por la imagen, por lo espectacular y vendible, pero no es así. Los cuentos, ya sea entre niñas, niños o adultos son una muestra de que aún conservamos esa esencia de la magia que tienen las historias.

Para mí es maravilloso cuando me cuentan lo que se imaginaron a través de los relatos, es increíble. Creo que la capacidad de imaginar es fundamental para nuestras vidas. Lo dijo de algún modo un profesor maravilloso que tuve, el señor Santagada. El nos explicaba que el ser humano no sería tal si no pudiese imaginar, y creo que eso es importante cuidar, sobre todo para nuestros hijos e hijas, para que puedan imaginar futuros posibles, más allá de la adversidad.

-¿Vas a continuar presentándote durante el año con esta obra?

-Sí, creo que todavía hay varios cientos de personas que podrían llegar al teatro a ver esta obra, y “De Casorios”, mi segundo espectáculo. Siempre la idea es girar por acá y por donde surja.

-¿Cuáles son los proyectos para este año?

-Este 2017 quisiera ahondar un poco más en los seminarios, para que florezcan nuevas voces. También sería muy lindo poder cumplir el sueño de armar un encuentro de narración junto a mis compañeras de equipo Manuela Pose y Eugenia Caamaño, que juntas somos “Cuento con vos. Salvemos la fantasía” Un proyecto de narración oral que recorre Latinoamérica.

Entradas en venta, anticipadas y con descuento en El Eco Multimedios hasta el mediodía del sábado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario