La Asamblea Ciudadana cuestiona los plazos previstos por la nueva ley

A través de un comunicado, la Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil señala que “hace más de una de década que funcionarios de todos los niveles sostenían que no se podían parar las explosiones excusándose en las fuentes de trabajo. Ahora hay un amplísimo consenso que muestra que sí se puede. De los 16 artículos del proyecto oficial presentado en el senado 7   son para garantizar los derechos de los trabajadores. Es una medida justa y necesaria,  para evitar mayores daños irreparables al Patrimonio Natural. Lo que  no se entiende es ¿Por qué no se dispone el cese inmediato de la destrucción?
El proyecto establece seis meses hasta su promulgación más un año más para presentar planes de reconversión, más otro año más para explotar. Es decir, por lo menos 30 meses. 
Así,  las canteras que ya deberían estar cerradas por sus múltiples incumplimientos y el daño irreversible a la ciudad,   adquieren por ley un plazo más. Pueden romper todo hasta que se cumpla el plazo y luego encima le transferirán sus obligaciones al estado.
Es incoherente con el objetivo de protección  decir ?dejen de romper dentro de treinta meses?.
¿Sabrán quienes deciden lo que significa el plazo que les da a las canteras el proyecto que están  a punto de aprobar?
Según lo declarado las canteras extraen  160.000 toneladas al mes. Si el ritmo de extracción fuera igual que hasta el momento, en 30 meses extraerían 4.800.000 toneladas. Dado que 1 metro cúbico equivale a 2,7 toneladas de piedra, 4.800.000 toneladas significan a 1.778.000 metros cúbicos. Es difícil imaginar cuánto significa eso. Sabemos que día a día los agujeros son cada vez más grandes, que las cavas gigantescas quedan como testimonios de la destrucción y sus secuelas ambientales las padecerán las presentes y futuras generaciones. Pero además, podemos hacer la cuenta y tomar conciencia de lo que se están llevando de nuestras pequeñas Sierras, las  más antiguas de la Argentina.
Al  ritmo de explotación, 30 meses significan una extracción de piedra equivalente a:
– Una fila de cubos de un metro de 1778 km.  Más larga que el camino de  Tandil  a  Tucumán
– Una alfombra de un metro de espesor, 4 metros y medio de ancho, de Tandil a Buenos Aires
– Una torre de  20 m por  20 m  de 4.440 metros de altura
Mas allá de los números, la amputación de la Naturaleza y la degradación del Patrimonio esencial de Tandil son una cruel e irracional realidad que la mayoría de los ciudadanos sufre y repudia. Cómo lo expresaron miles de vecinos en la Consulta Popular Comunitaria,  reclamamos que sean protegidas todas las sierras de canteras y construcciones y que cesen ya las explosiones.  ¿Quién nos representa?

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario