La asamblea mantiene su rechazo a la instalación de la termoeléctrica en Barker

El viernes los vecinos de Barker nucleados en la asamblea regional por la termoeléctrica volvieron a reunirse en la rotonda de acceso a la localidad para sumar nuevas acciones en el marco de la lucha impulsada por evitar la instalación de la planta.

Así confeccionaron y colocaron varias banderas con leyendas que pueden leerse desde la Ruta Provincial 74 con el objetivo que “la gente tome conciencia de lo que significa esta instalación”, que incluso “taparía el hermoso paisaje en la entrada donde queda de fondo el cerro El Sombrerito”.

“Ahora podrá verse desde la ruta algunos de nuestros fundamentos por los cuales le decimos no a la central termoeléctrica, como: ¿De qué te sirve el ‘trabajo’ sin salud?, ¡Probá contar billetes sin respirar! ¡Con lluvia ácida no hay frambuesa que aguante!”, compartieron en un comunicado enviado a esta Redacción.

Con una organización interna dividida en comisiones, los integrantes de la asamblea continúan “trabajando arduamente para impedir que la central termoeléctrica se instale” y aclararon que “no somos ambientalistas de turno, como dijo un concejal, somos vecinas y vecinos de toda la cuenca del Claromecó que no queremos este tipo de instalaciones”.

Por el contrario “queremos formar parte de un proyecto energético integral que tome al tema como una necesidad y un derecho ciudadano y no que solo pretenda hacer de ello un gran negocio a costas de la salud y la pérdida de soberanía de la gente”, sentenciaron y convocaron a un nuevo encuentro el viernes  próximo, a las 18, en el predio donde pretende instalarse la central, intersección de las rutas 74 y 80.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario