La Asociación Patronal de Conductores de Taxis define el pedido de aumento tarifario

Desde la asamblea celebrada a mediados de abril, la Asociación Patronal de Conductores de Taxis de la ciudad cumplió con los pasos del trámite a seguir en caso de presentar un nuevo pedido de actualización tarifaria para lo que resta del año.

En ese marco, y tras la disidencia que expresó un grupo de trabajadores del volante a la voluntad que respaldó la conducción, consultó sobre su opinión a la totalidad de los dueños de las licencias y entregó al Concejo Deliberante una solicitud que contempla una suba en dos tramos.

Sin embargo, restaba el aval de más del 55 por ciento de las firmas de los titulares, tal cual lo establece el punto 29 de la ordenanza que regula la actividad.

En diálogo con El Eco de Tandil, el titular de la entidad aclaró que al verse demorado el trámite, se presentaron dos alternativas para la resolución: “Una a instancias del Ejecutivo y otra es mediante la colecta de firmas”.

Entre los argumentos, el titular de la entidad dijo que “en una economía de inflación hay que acomodar los números o afrontar el tema y no asumir una posición demagógica y decir que estás del lado del bolsillo de la gente”.

“Nadie quiere dañar el bolsillo de nuestros clientes, pero somos responsables y tenemos que tratar el tema”, justificó Foschino.

En concreto, el ajuste pretendido será a implementar en dos tramos, el primero en julio y el segundo en octubre. Con la última suba se llevaría a una bajada de bandera a 12 pesos y el valor de la ficha ascendería a 1,20 pesos.

 

Cuidar los clientes

 

Mientras esperan definiciones, anunció que la colecta de firmas que respalden la presentación pasará a realizarse en las oficinas de la Dirección de Tránsito, en lugar de las de Habilitaciones, en el primer piso de la Terminal de Omnibus. “Hablé con (Walter) Villarruel a fines de la semana pasada y estuvimos de acuerdo. Ahí vamos a hacer la colecta de firmas”, dijo el presidente de la asociación.

“La presentación está en el Concejo, vamos a ver si se puede hacer a instancias del Ejecutivo, como prevé la ordenanza, o si hay que hacer una nueva colecta de firmas”, remarcó.

En cuanto a los valores que podría alcanzar el servicio en caso de un nuevo ajuste, Foschino aclaró que “nuestro interés es también cuidar nuestra clientela porque vivimos de esto. Sabemos lo que es pagar cada peso de esta tarifa”.

Para finalizar se dirigió a los trabajadores de la actividad y les pidió que “se queden tranquilos”, que “estamos trabajando” y que “vamos a reunirnos con el Ejecutivo para conversar”.

 

Suba escalonada

 

De acuerdo a la presentación, la propuesta contempla una suba escalonada en dos veces, una a mitad de año y otra a fines.

En la actualidad la bajada de bandera cuesta 9 pesos, mientras que el valor de la ficha (cada 116 metros recorridos, es de 90 centavos. El minuto de espera, en tanto es de 90 centavos, el kilómetro por ruta es de 5,76 pesos y por camino de tierra es de 6,40 pesos.

De ese cuadro se propone una bajada de bajada de bandera a 10 pesos y el valor de la ficha a un peso. Para el segundo tramo se propone un valor de 12 pesos y 1,20 pesos la ficha.

“Creo que sigue siendo la más barata del país, junto con la de Salta”, defendió Foschino.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario