La Bancaria local confirmó el paro por el freno al aumento salarial acordado

El Plenario de Secretarios Generales de la Asociación Bancaria resolvió este lunes convocar a un paro con concurrencia a los puestos de trabajo, pero con cese total de actividad para este viernes. La seccional Tandil adhiere a la medida nacional, por lo que no habrá bancos en el último día hábil de la semana.

“Se determinó por unanimidad que este viernes habrá 24 horas de paro (ayer decretaron ampliar la medida por 72 horas), es decir, sin atención al público ni apertura de bancos”, confirmó el secretario general gremial a nivel local, Juan Manuel Carri, en diálogo con “No hay dos sin tres” (programa de Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios).

Según se estableció en el encuentro encabezado por el secretario general nacional, Sergio Palazzo, la medida de fuerza responde a la falta de pago del anticipo salarial dispuesto en los acuerdos de noviembre de 2017 por parte de la mayoría de los bancos a instancias del Ministerio de Trabajo, desobedeciendo incluso una orden judicial y con la pretensión de imponer un tope a la negociación paritaria en curso.

Al respecto, Carri explicó que “el Gobierno no tiene que convocar a nada, sino cumplir con lo que se firmó el 23 de noviembre pasado, lo cual tiene un agravante, que es que salió un fallo cautelar a favor de esta medida firmada en el Ministerio de Trabajo, con lo cual, la Justicia falló a favor nuestro y es hoy el Ministerio de Trabajo -que es la figura del Gobierno-, con las cámaras representadas por los banqueros, el que no quiere pagar lo que está firmado”.

Por lo tanto, enfatizó que “no es que tiene que haber una reunión, sino que tienen que pagar lo acordado, nada más”.

 

Los argumentos

En ese marco, el secretario general de la Asociación Bancaria en Tandil calificó de “paupérrima” la función que cumplió el Ministerio de Trabajo porque en una negociación tripartita, en la que debe ser mediador, “echó para atrás” lo acordado porque “estaba por encima del aumento que pretendía el Gobierno para los trabajadores, no solo para los bancarios”, advirtió.

Recordó que “el acuerdo quedaba en un 24,7 por ciento de piso de negociación y ellos pretendían un 17. Con lo cual, tenían la absurda pretensión de volver para atrás lo firmado en el Ministerio de Trabajo. Se dijo que no y que lo firmado es ley.

Cuando vimos que había una negativa del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, fue que se acudió a la Justicia. La Cámara de Apelaciones falló a favor de los bancarios y el ministro salió a decir que no hay que pagar”.

“Ese es el argumento, que lamentablemente lo firmado el 23 de noviembre como preacuerdo de paritarias está muy por encima de lo que ellos pretenden como techo de aumento salarial, esa es la excusa que aducen y ponen en la mesa”, remarcó el dirigente gremial.

 

Mantener la paz social

Seguidamente, insistió en que la responsabilidad de haber llegado a este conflicto no es de los trabajadores, sino de quienes hoy se rehúsan a abonar lo acordado. “Llegamos a estas medidas de fuerza no por un deseo nuestro, nosotros queremos mantener la paz social. Si acá se estaría cumpliendo lo acordado, no estaríamos hablando de medidas de fuerza”, aclaró, y deslizó que “si antes del viernes se llega a cumplir lo acordado, es obvio que el paro se levanta porque esto no es una cuestión política partidaria ni un capricho; al contrario, es una medida de fuerza ante la negativa burda y obscena del Ministerio de Trabajo y del Gobierno de querer echar por tierra un preacuerdo de paritarias”.

 

El impacto en Tandil

Por último, Carri detalló cuál será el impacto del paro en nuestra ciudad. “Con los cajeros siempre hay guardias y el dinero se trata de recargar para no dejarlos sin activo. Cuando son paros nacionales, las fechas de cobro se corren al día hábil siguiente, es decir, lo que vencía el viernes se correrá para el lunes para tratar de no causarle un malestar al cliente”, explicó.

En ese sentido, reconoció que estas medidas siempre causan malestar, pero insistió en que “este motivo de lucha no es un capricho, lamentable es por la decisión del Gobierno de no pagar lo firmado el 23 de noviembre pasado”. u

 

Adhesión a la marcha de la CGT

Asimismo, en el Plenario de Secretarios Generales, se estableció adherir a la marcha en defensa del empleo y la industria nacional convocada para el próximo 7 de marzo por la CGT, “insistiendo en la necesidad de que todo el movimiento sindical confluya en la realización de un paro general para exigir urgentes cambios en la política económica”.

Además, se ratificó el reclamo por “la reforma de la Ley de Entidades Financieras vigente, reiterando que nuestra actividad es un servicio público que debe ser regulado como tal, orientándolo hacia la promoción del desarrollo productivo, a la par que plantea al Congreso de la Nación una urgente revisión de las actuales medidas de desregulación que está implementando el Banco Central”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario